28 de abril de 2015

Jornada residuos construcción

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, ha animado hoy a todos los agentes implicados en la gestión de Residuos de Construcción y Demolición (RCD), desde ayuntamientos a empresas de la construcción y transportistas, a colaborar en la aplicación de la normativa vigente para preservar el entorno y evitar un deterioro del paisaje, así como el riesgo de contaminación de los suelos y el peligro de generación de incendios.

Íñigo Nagore ha realizado este llamamiento durante la apertura de una jornada informativa que se ha celebrado en la Federación de Empresarios de La Rioja, y en la que ha estado acompañado por su secretario general, Eduardo Fernández.

El punto de partida de La Rioja es bueno, ha indicado Nagore, quien ha aludido a un informe de la Federación Española de Gestores de RCD en el que se detalla que "somos la Comunidad Autónoma con mayor producción de RCD controlados, con 0,66 toneladas por habitante y año, y también tenemos el porcentaje más bajo de toda España en la producción de este tipo de residuos incontrolados, situándonos en un 0,60%".

El consejero de Medio Ambiente ha recordado que la Comunidad Autónoma dispone de un programa para realizar una adecuada gestión y tratamiento de estos residuos con objeto de lograr la recogida controlada del 95% en peso de los residuos generados, así como una valorización del 80% de estos materiales. Asimismo, pretende prevenir la aparición de nuevos puntos de vertidos incontrolados y contempla la restauración y recuperación de espacios degradados a lo largo del territorio. Este programa se completa con una línea de ayudas para los municipios riojanos con una población inferior a 1.000 habitantes.

En 2013 se generaron en La Rioja 184.000 toneladas de residuos procedentes de obras de construcción y demolición, de las cuales 138.950 fueron derivadas a plantas de valorización y tratamiento, mientras que 45.000 fueron a vertederos autorizados. En la comunidad autónoma hay registrados 57 productores de más de 10 toneladas residuos peligrosos al año, y por debajo de esta cifra existen 2.845 operadores.