5 de julio de 2014

El Gobierno de La Rioja, a través de la Fundación Riojasalud, entidad de la que dependen las relaciones laborales de los diferentes grupos de investigación del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR), recurrirá esta semana la sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Logroño por la que se declara improcedente el despido de la investigadora Lilian Enríquez , acontecido en junio de 2013.

Asimismo, la Fundación Riojasalud resalta que la sentencia no reconoce la "pretensión" de declarar el despido nulo, como era la intención original en la demanda presentada por Enríquez, al no apreciar indicio de vulneración de derecho fundamental alguno.

La Fundación Riojasalud no comparte el criterio de declaración de improcedencia que refleja la sentencia y considera que en la sentencia no se han tenido en cuenta las condiciones y características especiales que tiene la contratación de investigadores, dentro del mundo de la biomedicina y la investigación aplicada en general, que son por naturaleza temporales y donde el resultado y las posibilidades de futuro de cada proyecto son las que garantizan la continuidad del mismo y su duración.