28 de agosto de 2015

Acuerdos Consejo de Gobierno

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el Plan Presupuestario a Medio Plazo del Gobierno de La Rioja para el periodo 2016-2018, un instrumento de planificación que establece los términos en los que deben elaborarse los Presupuestos Generales de la comunidad de los próximos tres ejercicios para dar mayor estabilidad, transparencia y seguridad a las cuentas regionales.

Con la aprobación del Plan Presupuestario a Medio Plazo se da cumplimiento a lo establecido en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera y en la reciente Ley de Hacienda Pública de La Rioja y se inicia el proceso de elaboración de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de la Rioja.

En este sentido, el objetivo básico del plan es contribuir a que la programación presupuestaria sea coherente con los tres parámetros de control en los que se basan la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera: el objetivo de déficit, el objetivo de deuda pública y la conformidad con la regla de gasto. Además, la importancia del Plan que hoy se aprueba radica en que tanto los programas de acción de gobierno como otros planes sectoriales deberán adecuar su contenido a dicho marco presupuestario.Por ello, y dado que La Rioja se ha situado en los últimos años en la senda de la estabilidad presupuestaria y los datos macroeconómicos evolucionan de forma positiva, los presupuestos para 2016 que está elaborando el Gobierno de La Rioja responden a la premisa de consolidar el crecimiento económico para generar empleo de calidad, mantener los altos niveles de calidad y cobertura de los servicios públicos fundamentales (sanidad, educación y servicios sociales) y fortalecer la cohesión territorial.

Objetivos de déficit y deuda

En cuanto a los parámetros de control, el Plan Presupuestario a Medio Plazo contempla un objetivo de déficit del -0,3% del PIB para 2016; del -0,1% del PIB para 2017; y del 0,0% para 2018. Por lo que respecta al límite de deuda, en 2016 será del 17,1%; en 2017, del 16,6% y en 2018, del 16,00%. Y en relación al tercer parámetro, la regla de gasto (que impide aumentar el gasto, excluyendo intereses y prestaciones por desempleo, por encima del crecimiento del PIB aunque la evolución de los ingresos sea positiva), el Gobierno de La Rioja se compromete a cumplir este objetivo con la finalidad de alcanzar el equilibrio presupuestario a medio plazo, pero confía en que su cálculo permita mejorar la disponibilidad de gasto destinado a políticas sociales y al impulso de la actividad económica.

Límite de gasto no financiero

Junto a los objetivos de estabilidad presupuestaria, el Ejecutivo riojano ha acordado hoy el límite de gasto no financiero para 2016, que ascenderá a 1.155 millones de euros, una cantidad coherente con los objetivos de estabilidad presupuestaria y la regla de gasto.

A la hora de fijar este límite, se tienen en cuenta, principalmente, dos factores: el objetivo de déficit y el crecimiento medio potencial de la economía, además de otra serie de consideraciones como los ajustes de contabilidad nacional. Por ello, el límite de gasto no financiero supone un incremento del 1,04% respecto al establecido para 2015 (1.143 millones), hasta alcanzar los 1.155 millones de euros mencionados.