4 de noviembre de 2015

El sector agrario riojano sabe que la Consejería de Agricultura es siempre diligente con la tramitación de las ayudas de la PAC puesto que es de vital importancia para muchos agricultores y ganaderos. A este respecto, es preciso aclarar que este año con la implantación de la reforma de la PAC el régimen de las ayudas directas ha cambiado de manera considerable, ocasionando dificultades de tramitación en muchas comunidades autónomas.

Con el fin de conseguir un sistema que minimizara las pérdidas económicas de los agricultores, se decidió articular en España un complejo sistema de determinación de las ayudas con una zonificación en función de las orientaciones productivas, lo que unido al establecimiento de diferentes ayudas complementarias, como el pago básico, el pago verde, el pago a los jóvenes agricultores, los pagos acoplados, etc., ha provocado una importante dificultad a la hora de gestionar estas ayudas.

Para ello, ha sido necesario implementar un nuevo programa informático, diseñado por el Ministerio, cuyo desarrollo y puesta a punto también ha sido complejo. Todo esto ha motivado un ligero retraso en los controles sobre el terreno, un requisito indispensable para poder pagar el anticipo.

No obstante, los funcionarios de la Consejería están trabajando sin descanso para poder realizar el abono de las ayudas en los próximos días, algo que ya se ha comunicado al sector que está puntualmente informado, por lo que no existe incertidumbre ni malestar entre nuestros agricultores y ganaderos.

Por otro lado, quiere recordar a los dirigentes de Podemos que afirmar que el retraso en los pagos supone que los agricultores están financiando al Estado es desconocer por completo el funcionamiento de las ayudas directas de la PAC. Los importes de estas ayudas se solicitan al Fega en el momento en que se está en disposición de pagar, de manera que en cuanto llegan a la Comunidad, inmediatamente se transfieren a todos y cada uno de los beneficiarios.

Po todo ello, antes de criticar y denunciar, pide que se informen bien de cómo son los procedimientos, y del trabajo que se está realizando desde la Consejería, ya que tramitar una Proposición no de Ley para instar al pago del anticipo es innecesario desde cualquier punto de vista.