5 de febrero de 2016

El Gobierno de La Rioja ha planteado hoy a los sindicatos presentes en la Mesa General de Negociación un calendario para la recuperación progresiva de derechos de los empleados públicos de la Comunidad Autónoma de La Rioja y una serie de medidas para mejorar y modernizar la función pública.

La propuesta del Ejecutivo regional, con la que se pretende alcanzar un acuerdo en el plazo más breve posible, está dirigida a:

  • recuperación de la paga extraordinaria suspendida de diciembre de 2012
  • regulación del permiso por asuntos particulares por antigüedad y los días adicionales de vacaciones por antigüedad en los mismos términos que el Real Decreto-ley 10/2015, de 11 de septiembre, determina para el personal de la Administración General del Estado y con efectos del 2016
  • convocatoria inmediata del concurso de méritos para garantizar la estabilidad en la promoción profesional de los empleados públicos.
  • inicio en 2017 de las negociaciones para restablecer la carrera profesional en el SERIS y para su implantación en el ámbito de la Administración General y docentes.
  • Por otro lado, el Gobierno de La Rioja ha propuesto un conjunto de medidas dirigidas a mejorar y modernizar la función pública, entre las que figuran:

- avanzar en la negociación de la futura Ley de Función Pública, que garantizará los derechos de los empleados públicos y la profesionalización del ejercicio de las funciones públicas. - reducir la interinidad a través de las convocatorias de ofertas de empleo público agotando las tasas de reposición que el Estado marca como máximas anualmente.

La propuesta del Gobierno de La Rioja respeta la normativa básica del Estado y, si bien no atiende la totalidad de las aspiraciones plasmadas en la propuesta conjunta de los representantes de los trabajadores, es la más ambiciosa que se puede plantear para hacer compatible la restitución de los derechos de los empleados públicos con el compromiso de alcanzar la senda de la consolidación fiscal.

Esta propuesta se enmarca en el anuncio realizado por el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, de que los empleados públicos puedan recuperar de forma progresiva las distintas mejoras que han sido suspendidas o reducidas desde 2010 a consecuencia de la crisis económica, dado que el Ejecutivo regional es consciente de que gracias al esfuerzo de los empleados públicos se han garantizado los niveles de calidad en la prestación de los servicios públicos.