19 de junio de 2015

Campaña Verano Saludable

El Gobierno de La Rioja ha puesto en marcha una nueva edición de la campaña ‘Vive el verano con salud’ como promoción de hábitos de vida saludables, cuyo objetivo es sensibilizar a la población sobre el cuidado de la salud en el verano, y especialmente de las personas mayores y los más pequeños, tal y como han explicado esta mañana en rueda informativa el consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto; y el director general de Salud Pública y Consumo, José Miguel Acitores.

Para ello, se han elaborado 300 carteles, 20.000 folletos con mensajes dirigidos a la población en general y otros 200 carteles y 10.000 tarjetas, con mensajes específicos para las personas mayores. Los carteles se van a colocar en centros de salud, hospitales, farmacias, asociaciones sociorecreativas y lugares de recreo y de ocio. Los dirigidos a las personas mayores se van a distribuir en residencias, centros de día y asociaciones de personas mayores. La campaña, que también se encuentra en www.riojasalud.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva y en las redes sociales, incide en la importancia de la protección solar, la conservación y el consumo de alimentos, la hidratación, la fotosensibilidad de algunos medicamentos, el cuidado ante el calor y la prevención de accidentes en las piscinas por cambios bruscos de temperatura.

‘Protégete del sol’

La acción ‘Protégete del sol’ trata de concienciar sobre tomar el sol de forma responsable, elegir las horas más apropiadas para exponerse, proteger la piel con crema de protección solar media-alta independientemente del tipo de piel, hidratarse con frecuencia y la utilización de gafas, gorras, viseras, ropas ligeras y cualquier otro elemento que nos proteja del sol.

Alimentos y agua

Otra de las cuestiones es la importancia de una alimentación adecuada, especialmente por medio del consumo de frutas y verduras, evitar las comidas copiosas y de digestión lenta, consumir los alimentos recién cocinados y conservarlos en el frigorífico. Además se insiste en la necesidad de beber más líquidos, sobre todo agua, sin esperar a tener sed.

Actividad física y condiciones ambientales

Respecto a la realización de actividad física, la campaña recomienda evitar las actividades en el exterior durante las horas centrales del día, si se practica ejercicio que sea a primera hora o al atardecer y, sobre todo, refrescarse, hidratarse y llevar ropa adecuada. En cuanto a las condiciones ambientales, se ofrecen consejos para conseguir mantener la vivienda fresca para que nos alivie del calor.

Para disfrutar de una estancia saludable en la piscina y en otros entornos acuáticos, se aconsejan las normas de higiene básicas como ducharse antes de entrar en el agua

Consejos y recomendaciones

En el hogar

  • Durante el día, mantenga las ventanas cerradas y las persianas, toldos y cortinas bajadas en aquellas zonas expuestas al sol para proteger la vivienda del calor.
  • Aproveche a ventilar su casa por la noche, cuando las temperaturas han descendido.
  • El uso de ventiladores puede aliviar hasta cierto punto los efectos del calor pero no implica un descenso de la temperatura. Para ello puede ser necesario, en su caso, la utilización de aparatos de refrigeración.
  • Permanezca en las habitaciones más frescas, ventiladas o acondicionadas.

Cuidados personales

  • Beba mucha agua sin esperar a tener sed. Evite todo tipo de bebidas alcohólicas.
  • Si usted está tomando de forma crónica alguna medicación, consulte con su médico;
  • Use ropa apropiada: ligera, no apretada, de colores claros y preferentemente de algodón, evitando la ropa sintética. Utilice sombrero o gorra para protegerse del sol.

Plan de alerta, prevención y control de los efectos del exceso de temperaturas

Por duodécimo año consecutivo, Salud y Servicios Sociales ha activado el plan de alerta, prevención y control de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud en La Rioja, que se desarrollará hasta el 15 de septiembre. El objetivo es reducir el impacto de las temperaturas de calor extremo sobre la salud de la población de La Rioja mediante actuaciones de vigilancia, prevención y control de los efectos del calor en la morbimortalidad, ya que ésta se incrementa durante los excesos de calor debido a la descompensación de enfermedades respiratorias, circulatorias, isquémicas del corazón, diabetes, accidentes cerebrovasculares, etc.

Desde un enfoque sanitario, la exposición a temperaturas excesivas afecta especialmente a los niños, a las personas mayores, a los enfermos con patologías crónicas de base y a personas que por razones laborales, deportivas o de ocio padecen una exposición excesiva a las temperaturas extremas. Existe una temperatura máxima diaria a partir de la cual se produce un incremento del número de defunciones, que ha sido denominada temperatura umbral. Esta temperatura umbral varía en función de la localización geográfica. En La Rioja, es de 36º C y de 18º C de mínima. Durante el periodo 2004-2014, no se evidenció un exceso de mortalidad global ni por edades. El nivel de alerta del sistema de vigilancia fue en todo momento de 0, a excepción del verano de 2003, año a partir del cual se establece el plan, y el verano de 2012, en el que durante dos días consecutivos (18 y 19 de agosto), se alcanzó el nivel 1. En 2014, las temperaturas extremas máximas y mínimas fueron: 34ºC y 16,9º en junio; de 33,9º C y 15,4º C, en julio; de 35,2º C y 20º C, en agosto; y de 32,8º C y 19º C, en septiembre. Por lo tanto, no se superaron las temperaturas umbrales máximas y mínimas.

Actividades del Plan

La estrategia del Plan está basada en la implantación de un Sistema de Vigilancia Sanitaria y Ambiental, prevención y control.

1. Información y prevención

Comunicación e información a la población general, los grupos de riesgo y los profesionales de la sanidad y servicios sociales. La dirección general de Salud Pública y Consumo facilita documentos específicos dirigidos a los profesionales sanitarios: Plan de alerta, prevención y control de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud en la Comunidad Autónoma de La Rioja; y Protocolo de actuación de los Servicios Sanitarios frente a temperaturas excesivas.

2. Vigilancia

Del 1 de junio y hasta el 15 de septiembre, el Servicio de Epidemiología de la Consejería de Salud y Servicios Sociales vigila de forma permanente los indicadores sanitarios y meteorológicos que se consideran más sensibles. Durante este periodo se registran diariamente las temperaturas máximas y mínimas medias, tanto diurnas como nocturnas y la predicción de un exceso de temperaturas. Cuando la predicción de temperaturas active el nivel de alerta 1, 2 ó 3, es remitida a los servicios sanitarios y sociales.

Además, se registran diariamente los indicadores de la demanda asistencial sanitaria en Atención Primaria, Urgencias y Atención Especializada, relacionados con el exceso de temperaturas: urgencias hospitalarias; ingresos; urgencias extrahospitalarias, incluyendo las prestadas por los servicios de urgencias domiciliarias; número de llamadas al teléfono de Urgencias y Emergencias, relacionadas con temas de salud. También se vigilan los indicadores de las incidencias más graves en la salud, con el fin de evaluar el impacto de las temperaturas extremas.