2 de abril de 2012

Reunión entre la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente con las organizaciones agrarias para plantear medidas para paliar los daños de la sequía.

El Gobierno de La Rioja ha planteado hoy a los representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias (ASAJA, UAGR y UPA) y de la Federación de Cooperativas Agrarias (FECOAR) una batería de medidas para compensar los daños causados por la sequía en el campo riojano. El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, acompañado por los directores generales de Agricultura y Ganadería, Igor Fonsea, y Desarrollo Rural, Javier Ugarte, ha explicado que las medidas propuestas son complementarias a las aprobadas recientemente por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para este mismo fin.

Entre las medidas propuestas figuran la posibilidad de eximir del pago de la cuota de amortización a los poseedores de préstamos bonificados por inversiones en sus explotaciones dentro de las líneas de ayuda de la Consejería, que asumiría el pago de los intereses o la exención del pago de tasas, especialmente a los ganaderos de extensivo por determinados servicios como la retirada de cadáveres. También se solicitará a Agroseguro que agilice las peritaciones de todos los cultivos afectados por la sequía u otros daños para poder adelantar el pago de indemnizaciones; se permitirá la labranza de barbechos después del 31 de marzo, y se plantea la supresión de las tasas de riego. Por último, se contempla la posibilidad de aplicar medidas extraordinarias en el ámbito de la caza para evitar daños suplementarios en los cultivos.

Íñigo Nagore ha subrayado que "esta batería de medidas se aplicará en función de cómo avance la sequía y la incidencia de precipitaciones" y, para ello, la Mesa de la Sequía se reunirá cada quince días con el fin de determinar la gravedad de la falta de lluvia en los cultivos y la ganadería.

La adopción de estas medidas se ha planteado ante la "complicada situación" por la que atraviesa el campo, en especial, en Rioja Baja, donde se aprecia una reducción de hasta un 50% de las precipitaciones, después de registrar 100 y 140 litros por metro cuadrado desde el inicio de la campaña agrícola, en septiembre, hasta marzo. "El cultivo de cereal de secano se encuentra en grave peligro y parte de los daños en la cosecha son irreversibles", ha indicado el consejero.

En Rioja Media se han registrado en este mismo periodo entre 130 y 185 litros por metro cuadrado, y la afección de la sequía se sitúa en la parte oriental. Por otro lado, en Rioja Alta, "que es donde se concentra la mayor superficie de cultivo de cereal riojano", las circunstancias son más favorables, ha precisado Nagore, ya que han caído entre 170 y 250 litros de agua por metro cuadrado.

Reforma de la PAC

La reunión de hoy también ha servido para establecer con las organizaciones agrarias cuales son las "líneas rojas que no se deben traspasar" en la negociación de la reforma de la PAC. Íñigo Nagore ha insistido en que "no hay mucho margen de maniobra, pero queremos que la aplicación de las medidas en España sea lo menos perjudicial posible para los intereses de la agricultura y la ganadería riojana".

En este sentido, la Consejería de Agricultura va a trabajar "codo a codo" con las organizaciones agrarias en la elaboración de las enmiendas que se presentarán a los distintos reglamentos de la PAC y que, tras ser consensuadas entre las Comunidades Autónomas para fijar la posición española, se debatirán en el Parlamento Europeo.

Plantación de variedades blancas

Por último, el consejero de Agricultura ha señalado que el Gobierno de La Rioja no autorizará por el momento las transferencias de derechos de plantación de viñedo de variedades blancas en La Rioja, pendientes desde el año 2009, dado que "no existe en la actualidad una opinión favorable por parte de las organizaciones agrarias y de la Federación de Cooperativas".

Por el contrario, sí que se ha alcanzado un acuerdo para que la Consejería de Agricultura reparta próximamente las 380 hectáreas de viñedo procedentes de la Reserva Regional entre los jóvenes agricultores, con el fin de que puedan plantar en la campaña 2012-2013. Este reparto se llevará a cabo entre los 209 solicitantes por una superficie total de 1.018 hectáreas.