12 de marzo de 2012

El Gobierno de La Rioja ha modificado el reglamento técnico específico de frutales de hueco en el ámbito de garantía Producción Integrada de La Rioja para incluir también al cultivo del albaricoque, según se recoge en la orden 4/2012, de 5 de marzo de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, publicada hoy en el Boletín Oficial de La Rioja.

De este modo, el albaricoque podrá acogerse a un sistema de producción de calidad garantizado en base al cumplimiento de determinadas normas reguladoras que también se establece para otros frutales de hueso como el melocotonero, la nectarina, el ciruelo y el cerezo.

Además de los frutales, los cultivos en Producción Integrada de la comunidad autónoma son el champiñón y la seta, la alcachofa, la coliflor, el brócoli, la patata, las conservas, la remolacha azucarera, la alubia verde, el guisante verde y la zanahoria.

La Rioja cuenta con 3.167 hectáreas de cultivo en Producción Integrada, 475 productores y 12 elaboradores registrados. Cada productor tiene una media de 3,94 parcelas y una superficie media de 6,67 hectáreas. La remolacha azucarera (más de un 97% superficie total) y la patata (más de la mitad) son, seguidos por el peral, los cultivos más destacados en este sistema de producción.

Las frutas y hortalizas de Producción Integrada se cultivan bajo un sistema respetuoso con el medio ambiente, que se sitúa entre la agricultura ecológica y la convencional ya que permite el uso de agroquímicos (abonos, fertilizantes, etcétera), pero de forma controlada y justificada, cumpliendo las normas que regulan este tipo de producción. De este modo, se garantiza todo el proceso de producción, desde antes de la siembra hasta que el producto llega al consumidor, conociendo y controlando cada paso para conseguir la trazabilidad del producto.