10 de marzo de 2010

El Gobierno de La Rioja ha remitido en la mañana de hoy una carta al Secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Víctor Morlán, en el que lamenta la falta de transparencia del Ministerio de Fomento al acordar en solitario, "en un acto de deslealtad y oportunismo político", según ha expresado Antonino Burgos, con dos partidos políticos que no forman parte del grupo de trabajo que analizaba los enlaces necesarios en el tramo IV de la AP-68 (el denominado proyecto Ronda Sur de Logroño). Igualmente, el Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha solicitado en esta misiva una reunión urgente para conocer de primera mano la situación actual del Estudio Informativo de conversión en autovía de la N-232 en el citado tramo IV, que contempla la utilización de la AP-68 como Ronda Sur de la capital riojana.

Antonino Burgos ha criticado la "opacidad" de esta reunión "que ha excluido a una de las tres administraciones copartícipes de esta iniciativa". En la carta, Burgos expone que "el pasado 9 de julio el Ministro de Fomento y el Presidente del Gobierno de La Rioja acordaron constituir un grupo de trabajo integrado por responsables de las tres Administraciones para analizar los enlaces necesarios que deben construirse en la AP-68 con el objeto de que esta infraestructura, convertida en Ronda Sur, mantenga una función que facilite la movilidad con las infraestructuras de Logroño y su área metropolitano". Este grupo de trabajo se reunió por última vez el pasado 4 de febrero. La celebración de este encuentro, de cuya celebración el Gobierno de La Rioja sólo ha tenido conocimiento a través de los medios de comunicación, supone un grave incumplimiento del acuerdo alcanzado por el titular de Fomento y el Presidente del Ejecutivo riojano.

Burgos confía en que esta próxima reunión sirva para dar el impulso necesario a una infraestructura "largamente anhelada por la sociedad y por los agentes socioeconómicos riojanos y que ha de consensuarse entre las tres Administraciones implicadas en su desarrollo, como se ha hecho hasta el pasado 4 de febrero y así lo demandan los riojanos".