17 de mayo de 2012

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y la eurodiputada del Grupo Popular, Esther Herranz, han instado a la Unión Europea a no reconocer la indicación geográfica

El Gobierno de La Rioja ha solicitado la intervención de la Unión Europa para que no reconozca la indicación geográfica ‘La Rioja Argentina’ y prohíba la comercialización de los vinos que ampara antes los serios perjuicios que podría ocasionar a la DOCa Rioja y con el propósito de evitar la confusión de los consumidores.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, ha comparecido hoy junto a la eurodiputada del Grupo Popular, Esther Herranz, para valorar la sentencia de un tribunal argentino que ha ratificado, en segunda instancia, el empleo de la indicación geográfica ‘La Rioja Argentina’ para los vinos locales; y en contra de la cual, el Consejo Regulador de la DOCa Rioja ha interpuesto un recurso extraordinario.

Íñigo Nagore ha subrayado que se trata de "un problema potencial y real" por lo que ha instado a la Unión Europea "a que no reconozca esta indicación geográfica y no permita la comercialización de estos vinos en el ámbito comunitario"; al tiempo que ha exigido que esta marca tampoco tenga amparo en el seno de la Organización del Mercado Común (OMC); y que "mantenga una actitud beligerante en el marco de las negociaciones con MERCOSUR".

Trabajo coordinado

En este sentido, ha resaltado que se está trabajando "codo con codo" en este asunto tanto con el Consejo Regulador, "al que hay que agradecer el esfuerzo que está realizando en el proceso judicial", como con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, cuyos servicios técnicos están analizando cuáles son los siguientes pasos que se van a dar, una vez que "comparten plenamente las tesis del Gobierno riojano".

"Se está usurpando el prestigio de la DOCa Rioja", ha advertido Íñigo Nagore, sobre las pretensiones de las autoridades argentinas que mediante la indicación geográfica ‘La Rioja Argentina’ pueden ocasionar un grave perjuicio para nuestra denominación al generar confusión en los mercados y entre los consumidores.

Por su parte, Esther Herranz ha coincidido con el titular de Agricultura al indicar "el proceso judicial sigue abierto". En este sentido, se está desarrollando un intenso trabajo desde el ámbito político para hacer frente "a cualquier embate" en este conflicto en defensa de los intereses de la DOCa Rioja.

Preguntas ante la Comisión Europea

La europarlamentaria del Grupo Popular ha avanzado que se ha presentado ante la Comisión Europea una pregunta escrita para que la institución se posicione sobre este caso, y plantee las medidas y el procedimiento que se debe seguir para mitigar los daños. Asimismo, se ha remitido una pregunta oral al Pleno que tendrá que ser respondida "esperemos que por el Comisario competente en Comercio Internacional". Herranz ha incidido en que las actuales negociaciones entre la UE y MERCOSUR, de cuya delegación forma parte desde hace unos meses, representan "un campo ideal" para plantear esta cuestión.

Íñigo Nagore y Esther Herranz han agradecido al Consejo Regulador el empeño que está poniendo en la resolución de un conflicto que se remonta a 1997 cuando las autoridades argentinas manifestaron su intención de designar con el nombre de ‘La Rioja’ los vinos elaborados en esta provincia.