13 de noviembre de 2014

Convenio lucha contra la pobleza infantil

El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, y el alcalde de Calahorra, Luis Martínez-Portillo, han firmado esta mañana un convenio de colaboración en virtud del cual el Gobierno de La Rioja aportará al Consistorio calagurritano 50.000 euros que se destinarán a ayudas de emergencia social para luchar contra la pobreza infantil. Al acto también ha asistido la directora general de Servicios Sociales, Carmen Corral.

Según recuerda el convenio, el pasado 31 de julio, la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad dictó una resolución que recogía los criterios del crédito destinado al programa social para la lucha contra la pobreza infantil y establecía que su destino principal era las prestaciones económicas de urgencia social de aquellos proyectos de intervención social que se desarrollen con familias o unidades de convivencia en situación de privación material severa y con menores a su cargo.

Por su parte, el Ayuntamiento de Calahorra se compromete a conceder las ayudas económicas a las que se refiere el convenio y a gestionar los proyectos de intervención concretos. Para ello, deberá elaborar una memoria de la actividad desarrollada que debe contener, como mínimo, los siguientes aspectos:

  • Perfil y número de familias detectadas en situación de privación material severa y con menores de 18 años.
  • Número de ayudas de emergencia social concedidas, finalidad y cuantía de las mismas.
  • Valoración general del programa y alcance de los resultados obtenidos.

Nieto ha recordado que serán los servicios sociales de base quienes se encarguen de "detectar las situaciones de emergencia, como viene siendo habitual, y plantear quienes serán los destinatarios de las ayudas". De hecho, los servicios sociales de primer nivel trabajan para detectar, analizar y diagnosticar situaciones de riesgo, de necesidad social y de dependencia; informar, orientar y asesorar a la población sobre los recursos disponibles y su derecho a utilizarlos; prevenir las situaciones de riesgo, interviniendo sobre los factores que lo provocan y con actuaciones que eviten la aparición de problemáticas o necesidades sociales; apoyar a la unidad de convivencia, psicosocial, doméstico y técnico; proporcionar medidas alternativas de convivencia en situaciones de deterioro físico, psíquico, afectivo o socioeconómico que impidan el desarrollo personal o familiar; o gestionar las prestaciones básicas.

Asimismo, en este mismo ámbito, Nieto ha recordado que el Gobierno de La Rioja ha adoptado otras medidas, como la ampliación de las ayudas de IMI y AIS con la creación de un complemento por hijos a cargo o la convocatoria de subvenciones para paliar la pobreza energética.

Cabe señalar que el pasado mes de octubre Nieto y Portillo renovaron el convenio de colaboración en virtud del cual el Gobierno de La Rioja aporta este año la cantidad de 254.757,16 euros al municipio para el desarrollo de programas en materia de Servicios Sociales, un 39,16% más que el pasado ejercicio (71.692,66 euros) . En concreto, se contempla una partida de 126.445 euros para ‘Atenciones directas para personas en situación de dependencia’. Asimismo, se destinan 65.884,5 euros para ‘Atenciones directas para la promoción de la autonomía personal’ y 29.235,66 euros para ‘Ayudas de emergencia social’.

Además, la ‘Prevención específica de menor y familia’ cuenta con una asignación de 16.725 euros. El resto de programas en materia de servicios sociales se completaba con las siguientes cantidades: 9.000 euros para el programa de ‘Comedor social’; 5.324 euros para ‘Atención directa a familias de menores declarados en riesgo’; y 2.143 euros para ‘Inserción social de personas y familias en riesgo de exclusión social.

Al margen de estos convenio, cabe destacar que la protección social que el Gobierno de La Rioja presta a Calahorra y sus cerca de 24.500 habitantes se completa con otros recursos como el Centro de Coordinación de Servicios Sociales Comunitarios de Rioja Baja y el servicio de atención temprana, claves para articular la atención social en la zona; el Centro de Día y el Hogar de Mayores; y el Centro de Día y Centro Ocupacional ‘Áncora’, además de 750.000 euros destinados a ayudas económicas del ámbito de la dependencia, de las que se benefician unos 270 calagurritanos. En total, más de 6,5 millones de euros de presupuesto cada año para la atención social de los calagurritanos.

A todo ello cabe añadir el montante de 360.000 euros que va a aportar el Gobierno de La Rioja para los trabajos de acondicionamiento y el equipamiento del edificio que va a acoger la nueva residencia de ARPS, así como para financiar las 12 plazas con que contará este nuevo servicio que contribuirá a normalizar la vida de las personas con discapacidad intelectual de la zona. Se trata de una residencia promovida por la Asociación Riojana Pro Personas con Discapacidad Intelectual (ARPS), que creará 15 puestos de trabajo.