7 de noviembre de 2014

En relación al incidente ocurrido recientemente en el comedor escolar del colegio Nuestra Señora del Sagrario de Navarrete y tras estudiar toda la documentación relacionada con el mismo, el Gobierno de La Rioja quiere puntualizar las siguientes cuestiones.

  • No hubo ningún riesgo para la salud de aquellos alumnos que hubieran podido ingerir los alimentos, según concluye, de manera categórica, los resultados de los análisis efectuados por el laboratorio BIOTECNAL.
  • Se ha iniciado la apertura de un expediente para exigir todas las responsabilidades a la empresa adjudicataria de este servicio por los hechos acaecidos.
  • El Gobierno de La Rioja va a reforzar la auditoría y el control de la comida que se sirve en los comedores escolares de los centros públicos. Sin perjuicio de los controles de auditoría que lleva a cabo la propia empresa adjudicataria, se van a reforzar con controles externos que extremen las garantías de la prestación del servicio. Además, se van a reforzar los controles de seguridad alimentaria por parte de la Inspección de la Dirección General de Salud Pública y Consumo.
  • Con todas estas medidas el Gobierno de La Rioja quiere dar las máximas garantías a todas las familias usuarias del servicio de comedor ofrecido en los diferentes centros educativos de la región con el fin de asegurar que no vuelva a reproducirse una situación de este tipo.
  • Los padres y madres de los alumnos serán informados esta misma mañana de las actuaciones adoptadas para garantizar la seguridad y calidad del servicio de comedor escolar.
  • Con todas estas medidas, el Gobierno de La Rioja da por cerrado el incidente ocurrido en el comedor del colegio de Navarrete.