14 de enero de 2014

formación para el empleo 2014

El director general de Formación y Empleo, Luis García del Valle, ha subrayado esta mañana que la formación y la cualificación de los trabajadores son las mejores herramientas para mejorar la empleabilidad de los trabajadores en desempleo, por lo que es uno de los pilares del Plan de Empleo de La Rioja.

"Los trabajadores con una cualificación adecuada tienen más oportunidades laborales ya que aportan valor añadido a la empresa y contribuyen a mejorar su competitividad" destacó el director general de Formación, quien ha incidido en el esfuerzo del Gobierno de La Rioja por mantener e incluso incrementar la cuantía destinada a formación en un 1% con respecto al año anterior, destinando un total de 12,8 millones de euros en 2014. Está previsto llevar a cabo unos 1.000 cursos y formar a más de 12.000 personas.

Las acciones formativas

El director general de Formación y Empleo se ha referido a las acciones formativas que se pondrán en marcha a lo largo de los próximos meses derivadas de los convenios con once entidades colaboradoras y de nuevas convocatorias de formación para trabajadores desempleados, ocupados y desempleados en especiales dificultades. Estas acciones formativas están en su mayoría cofinanciadas por el Fondo Social Europeo.

Concretamente, las entidades colaboradoras son UGT, CCOO, FER, USO, UCOTAR, CSIF, Ayuntamiento de Logroño, Fundación de la Universidad de La Rioja, Asprodema, ASPREM y Cámara de Comercio de Industria. En total estas once entidades realizarán 353 acciones con un total de 48.882 horas, dirigidas a trabajadores desempleados y ocupados. Su coste total alcanza los 4,36 millones de euros.

En cuanto a las convocatorias de formación, el director general de Formación y Empleo ha recordado que se ha publicado recientemente una convocatoria dirigida a trabajadores en activo, especialmente enfocada hacia la formación para directivos y que próximamente se publicarán otras tres convocatorias dirigidas a trabajadores desempleados, a trabajadores desempleados en especiales dificultades y a autónomos. Estas cuatro convocatorias tendrán un coste total de 7,3 millones de euros.

El resto del presupuesto se destinará a posibles acciones formativas con compromiso de contratación y a acciones directas de teleformación que lleva a cabo directamente la Dirección General de Formación y Empleo.

García del Valle ha avanzado que la oferta formativa prevista en los próximos meses tiene tres prioridades: acciones dirigidas especialmente a trabajadores desempleados, "para aumentar sus oportunidades de acceder a un puesto de trabajo"; acciones vinculadas a los proyectos a medida del Plan de Empleo y las acciones que conllevan la expedición de Certificados de Profesionalidad.

Estos certificados corresponden a una titulación oficial que acredita la competencia de un profesional para el desarrollo de una actividad concreta, reconociendo su formación y mejorando por tanto las opciones de empleo. Las acciones permitirán su acceso de forma total (acceso directo a un título oficial) o de forma parcial, mediante unidades de competencia reconocidas en el Catálogo Nacional de Cualificaciones, que sumadas permiten el acceso al Certificado.

Asimismo, y con el objetivo de conseguir la máxima eficiencia en la formación, se primarán los cursos que satisfagan la obtención de carnés necesarios para el desarrollo de algunas profesiones (carretillero, manipulador alimentos...) o la adquisición de habilidades blandas, necesarias para la búsqueda de un empleo como la elaboración de currículo o la preparación para una entrevista de trabajo.

García del Valle ha incidido también en que, en aras de la máxima cohesión social, "se buscará la puesta en marcha de cursos de los diferentes niveles a lo largo de toda la geografía riojana, de forma que, con independencia del lugar de residencia, cualquier riojano pueda acceder a uno de estos cursos".

El director general de Formación ha recordado que el objetivo final de las acciones formativas es "aumentar las posibilidades de empleo a los trabajadores desempleados, ya que se observa que a mayor formación menor tasa de paro. La tasa de paro de los desempleados que solo cuentan con estudios de primaria alcanza el 32% y desciende hasta el 14,56% para los que tienen estudios superiores".

Asimismo, si se analiza el número de desempleados de La Rioja según su nivel de estudios, el 63,81% de los desempleados inscritos en las oficinas de empleo carece de estudios o estos no alcanzan el nivel de ESO. Este porcentaje se sitúa en un 55,58% para los desempleados nacionales y en un 96,32% de los desempleados extranjeros, que representan, a su vez, el 20,20% del total de parados.