12 de noviembre de 2015

Comparecencia presupuestos Fomento 2016

El consejero de Fomento y Política Territorial, Antonino Burgos, ha subrayado hoy, durante la presentación de los presupuestos de su departamento para el próximo año, que los esfuerzos se concentrarán en "la conservación y la seguridad vial en las carreteras autonómicas, la ayudas al alquiler de vivienda para las familias con menos recursos económicos y el apoyo a los ayuntamientos para que presten un servicio público de calidad al ciudadano".

En su comparecencia en el Parlamento de La Rioja, Antonino Burgos ha señalado que la Consejería dispondrá en 2016 de un presupuesto de 63,6 millones de euros, cifra que supone una disminución del 3,23% con respecto al ejercicio precedente. Ha justificado esta disminución en la prioridad del Gobierno regional de impulsar el crecimiento y la creación de empleo y avanzar en la mejora de los servicios públicos esenciales: educación, sanidad y servicios sociales.

Esta cantidad se distribuye entre las Direcciones Generales de Carreteras y Transportes (34,5 millones de euros), Política Local (19,5 millones de euros) y Vivienda y Urbanismo (6 millones de euros), además de la Secretaria General Técnica (3,6 millones de euros).

Mantenimiento de carreteras y transporte

La conservación de las carreteras regionales, que se extienden a lo largo de 1.500 kilómetros, y las actuaciones de seguridad vial recibirán 17,5 millones de euros, con un incremento del 5,23% con respecto al ejercicio anterior. En 2016 se acondicionarán las travesías de Entrena, Ezcaray, Arnedillo y Hervías y se reforzará el firme de las carreteras la LR-113 en Nájera, LR-111 en Haro, LR-208 en San Asensio, LR-115 en Autol y LR-113 en Mansilla. Se dedicarán 3,8 millones de euros a las medidas de gratuidad en la autopista AP-68, que cuentan con una aportación similar por parte del Ministerio de Fomento.

Además se terminará la rotonda de acceso a la autopista AP-68 en Calahorra y se construirán otras dos al final del Paseo de la Constitución en Arnedo y en Aldeanueva de Ebro en la LR-115. Por último, se reservan 2,8 millones de euros para obras menores de conservación e intervenciones de emergencia.

Las inversiones en nuevas infraestructuras, con una dotación de 3,5 millones de euros, permitirán acabar las obras que en la actualidad se llevan a cabo en Morales-Corporales, el acceso a Viniegra de Arriba y el tramo entre Santo Domingo y Gallinero. Además, se ha reservado una partida de más de 500.000 euros para terminar el proyecto de la variante de Santo Domingo y comenzar su construcción.

El ámbito de transportes está dotado con 10,5 millones de euros. En primer lugar, se garantizará el sistema transporte público de viajeros por carreteras. Para ello, se dedicarán 3,2 millones de euros al funcionamiento del Metropolitano, Interurbano y las líneas rurales y se continuarán ofreciendo bonificaciones a estudiantes y mayores de 65 años para fomentar el uso del transporte público colectivo.

Además, se han reservado 800.000 euros para financiar la nueva estación de autobuses de Logroño que se construirá junto a la terminal de tren. Por otra parte, se han presupuestado 6 millones de euros para amortizar el préstamo de la primera fase de la integración ferroviaria en la capital riojana, que avanzará en la urbanización del entorno de Avenida de Lobete.

Colaboración con los ayuntamientos

"La prioridad en Política Local pasa por mantener el Fondo de Cooperación Local para ayudar a los ayuntamientos riojanos a prestar sus servicios públicos", ha resaltado Burgos. Este programa cuenta con un presupuesto de 17,5 millones de euros y conserva las asignaciones de los convenios de capitalidad (2,6 millones de euros), cabeceras de comarca (2,5 millones de euros), y municipios de más de 2.000 habitantes (1,5 millones de euros), así como el Plan de Obras y Servicios (5 millones de euros) y las ayudas específicas para los pequeños municipios (464.000 euros) y las entidades locales menores (100.000 euros).

Asimismo, se reservan 1,2 millones de euros para ayudar a los ayuntamientos en actuaciones de emergencia, mientras que los convenios de cooperación local que se mantienen con 33 municipios recibirán 4 millones de euros. En este sentido, el consejero ha avanzado que se está trabajando en la elaboración de nuevos criterios que permitan priorizar las actuaciones de interés general demandadas por los ayuntamientos que carecen de recursos económicos suficientes.

Además, la colaboración con los ayuntamientos contempla el asesoramiento en cuestiones relacionadas con la gestión ordinaria o el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y la ayuda para prestar de forma agrupada el servicio de secretaría. Por otra parte, se continuará trabajando en impulsar la administración electrónica y simplificar los procedimientos que afectan a los municipios.

Programas sociales de vivienda

"Los programas sociales, como el de alquiler y la mediación para evitar desahucios, constituyen la prioridad en el ámbito de vivienda", ha precisado Burgos. De esta forma, se continuará trabajando para que las familias en dificultades puedan conservar su hogar o puedan acceder a un alquiler a precios asequibles. Además, el Plan de Vivienda de La Rioja contempla fomentar la rehabilitación y el mantenimiento de edificios con diversas líneas y actuaciones que suman más de 1,5 millones.

La Dirección General de Urbanismo y Vivienda contará con 2,1 millones de euros para las ayudas al alquiler de vivienda. "Se trata de una línea prioritaria para el Gobierno de La Rioja con el fin de que ninguna familia que cumpla los requisitos se quede sin ayuda", ha señalado. En fechas recientes se han concedido 588 nuevas ayudas y se ha abierto la convocatoria para prorrogar las concedidas a 771 familias en 2014. Además, se mantendrá la colaboración con las ONG que promueven programas de acceso a la vivienda para personas en riesgo de exclusión social y las ayudas de alquiler para las familias que han perdido su hogar y carecen de recursos económicos suficientes.

Por último, el Instituto de la Vivienda de La Rioja (IRVI) contará con un presupuesto de 2,5 millones de euros para acometer, entre otros asuntos, la primera promoción de viviendas públicas de alquiler social en La Rioja. El proyecto, que se llevará a cabo en el solar de Las Medranas en Calahorra y se ha adjudicado en fechas recientes, contempla 19 viviendas para familias con escasos recursos. Además, el IRVI continuará con la gestión del servicio de mediación para evitar desahucios y la Bolsa de Alquiler del Gobierno de La Rioja.