5 de noviembre de 2015

Congreso Nacional APM

El consejero de Justicia, Conrado Escobar, ha participado esta mañana en la presentación del XXII Congreso Nacional de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) que bajo el lema ‘Poder Judicial un valor social’, tendrá lugar del 11 al 13 de noviembre en Riojaforum y que "permitirá convertir nuestra comunidad en el epicentro de la actualidad judicial española" ha señalado.

En el acto ha intervenido también el presidente de la Sección Territorial de La Rioja de APM, José Carlos Orga Larrés, y representantes de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR), Santander Justicia y Consejo Regulador de la denominación de origen calificada Rioja como colaboradores del Congreso.

Escobar ha agradecido a la APM que hayan elegido La Rioja como sede para ser el punto de encuentro entre profesionales y ponentes de reconocido prestigio en el ámbito de la Justicia. Además, ha mostrado su enorme satisfacción porque 200 jueces y magistrados procedentes de toda la geografía española se encuentren durante esos días en Logroño para abordar cuestiones de gran relevancia y actualidad, como la integridad e independencia del Poder Judicial contra la corrupción, el presente y futuro de los jueces jóvenes o la Organización Judicial.

Asimismo, el consejero de Justicia ha expresado el compromiso del Gobierno de La Rioja con la Justicia para lo que ha puesto en marcha dos ejes estratégicos como son la modernización de la Justicia para garantizar la tutela judicial efectiva con un moderno y adecuado servicio público, y la importancia de entender la Administración de Justicia como un servicio público orientado y centrado en las personas.

Hay que destacar que en el desarrollo de este Congreso también se elegirá al Presidente y Comité Ejecutivo de la Asociación para los dos próximos años.

Por último, señalar que la APM es la asociación judicial mayoritaria en España (más de 1.300 jueces asociados) y en La Rioja (9 jueces asociados). Su ideario se basa en la independencia judicial, la neutralidad política, el respeto al principio de legalidad y la profesionalidad del juez como técnico del Derecho.