19 de octubre de 2015

Presentación Carrera Mujer

El consejero de Políticas Sociales, Conrado Escobar, ha participado hoy en la presentación de la III Carrera de la Mujer, que se celebrará el próximo 24 de abril con objeto de recaudar fondos que para la Asociación Española Contra el Cáncer de La Rioja en apoyo a la investigación de esta enfermedad.

En el acto han intervenido también la alcaldesa del Ayuntamiento de Logroño, Cuca Gamarra, y la presidenta de la Asociación Española contra el Cáncer en La Rioja, Divina López.

En su intervención, Escobar ha mostrado su satisfacción porque el próximo año la carrera de la mujer tenga como objetivo seguir recaudando fondos para avanzar en la investigación del cáncer infantil. "La investigación es lo que en última instancia va a poder prevenir, diagnosticar, cronificar y vencer a esta enfermedad", ha insistido.

Además, el consejero de Políticas Sociales ha añadido que "estoy seguro que una vez más las mujeres riojanas responderán masivamente a esta convocatoria, una muestra de la solidaridad de la sociedad riojana en favor de la lucha contra esta dura enfermedad. Aunque en ocasiones creemos que no podemos hacer nada por cambiar una realidad, son las pequeñas acciones como participar en esta carrera, las que sumándolas nos acercan a la meta de luchar todos juntos contra esta enfermedad".

Por último, Escobar ha señalado que "la colaboración del Gobierno regional en la organización de esta iniciativa es una muestra de nuestro compromiso con el deporte como una herramienta activa en la promoción de valores solidarios"

Proyecto de investigación en cáncer infantil

La III Carrera de la Mujer pretende recaudar fondos para financiar un proyecto de investigación de cáncer infantil coordinado por el doctor Eduardo López-Granados. Se trata de un trabajo de tres años de duración sobre la leucemia y linfoma que se está llevando a cabo en el área de inmunología clínica del Hospital La Paz de Madrid y que tiene una presupuesto total de 150.000 euros.

En concreto, el proyecto tiene como objetivo que un equipo multidisciplinar precise si los niños diagnosticados de inmunodeficiencia grave a su nacimiento presentan, además, riesgo de padecer cáncer y si necesitan un tratamiento preventivo.

Asimismo, estudia la posibilidad de que los niños transplantados de médula ósea que presenten como consecuencia del tratamiento inmunodeficiencia, puedan tener un seguimiento más individual para evitar en lo posible complicaciones de tal forma que se vea mejorada su calidad de vida.