17 de marzo de 2015

Programa Mediación Punto Encuentro Familiar

El consejero de Presidencia y Justicia, Emilio del Río, acompañado de la directora general de Justicia e Interior, Cristina Maiso, ha presentado esta mañana el Programa de Mediación para usuarios del Punto de Encuentro Familiar y ha recodado que "los PEF son alternativas de intervención temporal, que ofrecen apoyo para un momento y una situación determinada, no pueden ser considerados como un recurso a utilizar de manera permanente y, por tanto, debemos ayudar a los usuarios a lograr una autonomía de este servicio".

En este sentido, Emilio del Río ha subrayado la importancia de la mediación al tratarse de "un proceso útil y conveniente para devolver a los progenitores su responsabilidad en la toma de decisiones, para ayudarles a reconocerse en las soluciones del conflicto y para salir del acomodamiento en el que muchas veces se instalan creando resistencias a prescindir del Punto de Encuentro Familiar".

La mediación ofrece un espacio de comunicación, en el cual se facilita la posibilidad de que sean los miembros de la familia quienes, con ayuda del mediador, valoren sus propias necesidades y busquen alternativas de resolución satisfactorias para todas las partes. El hecho de que sean los propios padres los que elaboran esas alternativas predice una menor necesidad de intervención judicial en la vida familiar presente y futura.

El consejero de Presidencia y Justicia ha destacado que se cuenta con los mejores profesionales para llevar a cabo este programa de mediación formado por un equipo multidisciplinar de dos mediadores con formación bien en el ámbito legal, psicológico o social. Estos dos profesionales son mediadores cualificados y forman parte del equipo técnico del PEF.

El programa comenzó a funcionar el 15 de octubre y hasta el 28 de febrero se ha intervenido con 14 usuarios que han participado en 34 reuniones y se han alcanzado 13 acuerdos para los que se han utilizado diferentes técnicas (reconocimiento de emociones, escucha activa, reformulación positiva, reencuadre de las intervenciones, respeto de los silencios y lluvia de ideas) con el objetivo de transformar una realidad conflictiva en una realidad de soluciones.

Objetivos del Programa de Mediación

Los objetivos generales del programa son; dotar de habilidades de resolución de conflictos para favorecer la autonomía del Servicio y ayudar a mejorar las relaciones paterno–filiales y las habilidades parentales.

Objetivos específicos

  • Favorecer un espacio neutral que favorezca la comunicación y el diálogo.
  • Restaurar o mejorar la comunicación entre los miembros de la familia.
  • Promover un cambio en las interacciones de las partes, instaurando como base de la comunicación el respeto y la empatía.
  • Devolver la responsabilidad en la resolución de sus conflictos familiares y personales, promoviendo con ello la toma de decisiones propia.
  • Fomentar el compromiso de los progenitores en régimen de visitas.
  • Ofrecer las herramientas y habilidades necesarias para el cumplimiento del régimen de visitas en situaciones difíciles.
  • Constituir un modelo pedagógico para los hijos en la resolución de conflictos.
  • Mejorar la capacidad de los progenitores u otros familiares para resolver los conflictos relativos a los hijos (nietos y sobrinos en su caso), en el futuro.
  • Aumentar la posibilidad de acuerdos que favorezcan la relación entre ambas partes y el cumplimiento del régimen de visitas.
  • Mejorar la comunicación entre padres e hijos que favorezca la relación entre ambos.

Destinatarios del Programa de Medición

El programa de mediación del PEF se dirige a las familias usuarias de los Puntos de Encuentro de la Rioja, cuyo expediente se encuentre activo. Son familias elegidas por la Coordinadora y el Equipo Técnico del PEF con el objetivo de avanzar en la intervención, siendo algunos de los criterios de selección, aquellas familias con evidentes resistencias a aceptar el cese del servicio o aquellas en las que el programa individual familiar diseñado no avanza o se encuentra estancado.

Quedan fuera de los supuestos susceptibles de mediación:

  • Usuarios protegidos por una orden de alejamiento, incluso cuando sea cautelar.
  • Usuarios derivados por padecer enfermedad mental.
  • Usuarios derivados por padecer cualquier tipo de adicción y no se hayan rehabilitado.

Metodología del Programa de Mediación

El proceso mediador se realiza a través de diferentes fases, promoviendo la comunicación y el entendimiento de las partes en conflicto y adoptando, siempre, un carácter neutral.

En una primera fase se realiza un conocimiento y evaluación del sistema familiar actual, para valorar si el conflicto es mediable. En una segunda fase se ejecuta la intervención mediadora con cada familia seleccionada, realizándose sesiones individuales con cada parte para delimitar la problemática y/o necesidades de cada uno para solucionar los conflictos existentes.

Una vez que las profesionales del PEF tienen conocimiento de los conflictos que impiden normalizar su situación familiar y el régimen de visitas, comenzarán las sesiones conjuntas. En cada caso se estudiará la conveniencia de la participación de los menores, teniendo en cuenta la edad y grado de madurez.

En la tercera fase se trata de ir abandonando la rigidez de la Resolución Judicial, de manera que permita a los miembros de la unidad familiar tomar conciencia de que pueden tomar sus propias decisiones, siempre que lo hagan de mutuo acuerdo y con voluntad de cumplir lo acordado. De esta manera, se irá consiguiendo una mayor adecuación de lo establecido judicialmente a la realidad familiar, poniendo el acento en que se trata de situaciones ordinarias que se van a ir planteando a lo largo de los años de forma reiterada, aportando una visión de futuro y no sólo presente del conflicto.

Por último, la fase final requiere el poder conseguir un acuerdo final, donde los progenitores determinen como se van a organizar las visitas una vez que se abandone el PEF, así como cualquier otra cuestión que consideren oportuna. Con posterioridad a la firma del acuerdo se llevará a cabo un seguimiento de la evolución y cumplimiento del régimen de estancias y comunicaciones.

Puntos de Encuentro Familiares en La Rioja

El consejero de Presidencia y Justicia ha recordado que el PEF es un servicio prestado por el Gobierno riojano desde 2002 y que desarrolla la Asociación para la Protección del Menor en los procesos de separación de sus progenitores (APROME) con un presupuesto de 194.600 euros. Desde entonces, "este servicio se ha ido consolidando y ha ido ampliando sus intervenciones, convirtiéndose en un recurso complementario de apoyo importante e imprescindible para la ejecución de sentencias", ha señalado Del Río.

En este sentido, La Rioja cuenta con dos Puntos de Encuentro Familiar, ubicados en las localidades de Logroño y Calahorra, que atienden a todos los usuarios que son derivados por los Juzgados de las tres Demarcaciones Judiciales de Logroño, Haro y Calahorra. El servicio prestado en La Rioja se complementa con la atención que presta el Punto de Encuentro Familiar de Miranda de Ebro a los casos derivados de los juzgados de de Haro, en virtud del acuerdo alcanzado por el Gobierno de La Rioja con la Junta de Castilla y León.

El Punto de Encuentro Familiar cuenta con un equipo interdisciplinar: 4 trabajadoras sociales, 2 psicólogas, una licenciada en derecho y una responsable-coordinadora del servicio, también licenciada en derecho.

Balance de funcionamiento del Punto de Encuentro Familiar

Desde el comienzo de este servicio en 2002 y hasta febrero de 2015, el Punto ha intervenido con un total de 3.020 usuarios directos, de los cuales 983 eran menores derivados de 707 expedientes, con lo que se han realizado 68.731 intervenciones, entre intercambios, visitas tuteladas y acompañamientos en salida. Asimismo, se han mantenido más de 7.709 entrevistas con los usuarios y se han llegado a 1.704 acuerdos. Además, a los juzgados se han enviado 2.104 informes relacionados el desarrollo del régimen de visitas.

A lo largo de este año (el 28 de febrero) se han atendido a 308 usuarios nuevos, de los cuales 130 son menores, que corresponde a un total de 89 expedientes nuevos, a lo que hay que sumar 157 expedientes antiguos (527 usuarios con 213 menores), es decir, actualmente, un total de 835 usuarios están siendo atendidos por el PEF.

En el último año se han realizado un total de 12.182 encuentros; 1.726 visitas tuteladas; 10.155 intercambios y 18 acompañamientos en salida. Además se han llevado a cabo 2.110 entrevistas y se han alcanzado 210 acuerdos firmados por ambas partes gracias a la mediación del equipo técnico del PEF que afectan a aspectos relacionados con el régimen de visitas.

Por último, el proyecto ‘Escuela de Padres’, que se puso en marcha en 2006, ha realizado desde entonces 14 actividades a las que han asistido 117 usuarios, siendo la evaluación general muy satisfactoria. La ‘Escuela de Padres’ está dirigida a aquellos padres y madres que estando en situación de separación, divorcio, nulidad o similar, necesiten: aprender pautas de actuación ante problemas concretos que se originen como consecuencia de las separaciones; reflexionar sobre su propia forma de actuar como padres, o aprender cuando nunca hayan ejercido como tales; apoyar para superar la crisis que provocan las separaciones y retomar la relación con sus hijos ante la nueva situación; y escuchar a otras personas que están pasando por la misma situación.