10 de marzo de 2010

El Consejero de Presidencia, Emilio del Río, ha participado esta mañana en la inauguración de la exposición fotográfica ‘Filipinas, infancia sin rumbo’ y del mercadillo solidario que la Fundación Juan Bonal ha organizado a beneficio de la infancia. Durante el acto se ha proyecto un vídeo sobre el trabajo que la fundación desarrolla con los más pequeños en Filipinas. Tanto la muestra como el mercadillo permanecerán abiertos hasta el próximo 22 de marzo y podrán visitarse de lunes a sábado, entre las 18 y las 21 horas.

En el año 2006, el Fondo Riojano de Cooperación al Desarrollo concedió una subvención de 50.000 euros a la Fundación para la ejecución del proyecto: ‘Construcción de un internado para medio centenar de chicos mayores de 17 años con problemas mentales, en Kadi (La India)’.

En el año 2007 se le concedió una subvención de 81.000, también por parte del Fondo Riojano de Cooperación, para la ejecución del proyecto: "Atención integral a la tercera edad en Chimichagua. Construcción de un ancianato, (Colombia). Con este proyecto se construyó un edificio para brindar una atención integral a los adultos mayores de ambos sexos, especialmente a los que se encuentren en situación de soledad, enfermedad y carentes de las más mínimas condiciones para vivir dignamente.

En 1804 se crea en Zaragoza la Congregación Hermanas de la Caridad de Santa Ana con la finalidad de prestar sus servicios al Hospital Nuestra Señora de Gracia. Inicialmente se trataba de un grupo muy reducido de hermanas que trabajaban al servicio de los enfermos. Mas tarde y para apoyar su trabajo se crea la Fundación Juan Bonal (en honor del fundador de la Congregación).

El objetivo de la Fundación es servir como cauce y expresión de la solidaridad y la cooperación en cualquiera de sus formas. Gran parte de las actividades de la Congregación tienen lugar en los países en vías de desarrollo proporcionando ayuda a personas, organismos y entidades sociales que sufren las necesidades y carencias propias de los pueblos más pobres.

La Congregación cuenta con recursos propios generados en su mayoría por las donaciones de particulares. Un ejemplo de esto es el programa de apadrinamientos, que en un breve espacio de tiempo ha logrado el apoyo de más de 7.000 asociados. La Fundación Juan Bonal actualmente trabaja en 30 países de los cinco continentes, la mayoría en vías de desarrollo. La Fundación Juan Bonal dedica todos sus esfuerzos a los más desfavorecidos y vulnerables.