28 de agosto de 2014

Proyectos Entreculturas

El consejero de Presidencia y Justicia, Emilio del Río, ha acompañado a voluntarios de la ONG Entreculturas que han salido a la calle para dar a conocer los proyectos educativos que desarrollan, en colaboración con el Gobierno de La Rioja, con el objetivo de hacer una llamada de atención para sensibilizar a la población sobre la falta de acceso a la educación que sufren millones de personas en todo el mundo, coincidiendo con el inicio del curso escolar.

Emilio del Río ha destacado la importancia de "apoyar y comprometerse con el desarrollo de la educación como factor fundamental para alcanzar una verdadera transformación social". "El Gobierno riojano colabora con esta organización porque es necesario considerar la educación como un derecho humano fundamental y esencial para poder ejercitar todo los demás derechos", ha subrayado Del Río.

En este sentido, el consejero de Presidencia y Justicia ha señalado que "invertir en educación contribuye al desarrollo, mitigando la pobreza extrema al garantizar beneficios considerables en materia de salud y productividad, la participación democrática y la autonomía de las mujeres".

Asimismo, Emilio del Río ha añadido que "que tenemos que seguir trabajando para conseguir un igual acceso a la escuela para todos y que la educación sea de calidad, porque tiene que llegar el día en que frases como las que nos muestran Entreculturas ‘Este curso 58 millones de niños y niñas de primaria no tienen cole’; ‘Aún hay 774 millones de personas adultas analfabetas’ o ‘Quien no acaba la primaria tiene un 55% de probabilidades de ser pobre’, dejen de ser una realidad".

El Gobierno de La Rioja ha apoyado doce proyectos desarrollados por Entreculturas con una financiación total de 649.721,97 euros.

Proyecto IRFA ‘Aprendiendo en casa’

La dirección nacional de Fe y Alegría del Perú puso en marcha una alternativa innovadora en materia de educación a través del Instituto Radiofónico (IRFA-PERÚ), el programa ‘Aprendiendo en casa’. Este proyecto está dirigido a jóvenes y adultos, en la modalidad de educación a distancia vía radio, que no tuvieron la oportunidad de iniciar o terminar sus estudios y carecen de tiempo para asistir a sus clases en el colegio, brindándoles una formación académica, científica y humanística, que responde a sus necesidades.

IRFA-PERU inició sus actividades en el 2002, con dos grados de primaria y desde el 2004 ofrece educación secundaria. Se inspira en la experiencia exitosa de otros institutos radiofónicos de Fe y Alegría (Bolivia, Ecuador, Paraguay y Venezuela), convirtiéndose en la única institución del país que brinda la modalidad de educación a distancia por radio con certificación oficial.

El objetivo del programa es contribuir a la disminución de la población joven y adulta en condición de analfabetismo (12,1% en el Perú aproximadamente), integrándola con mejores condiciones en los procesos productivos económicos, de construcción familiar, social y ciudadana.

Este programa cuenta con 18 promociones en primaria y 11 promociones de secundaria y, hasta el momento, ha matriculado a más de 11.400 estudiantes. En la actualidad, el 66% de los estudiantes de este programa son mujeres y la edad media es de 35 años en los grados de primaria y de 30 años en los de secundaria.

Campaña La Silla Roja

Este año la campaña se centra en la necesidad de garantizar el acceso a la escuela de los niños y niñas de todo el mundo, haciendo hincapié en lo importante que es que esa educación a la que accedan sea de calidad. En la actualidad, según datos de la UNESCO, todavía existen 57 millones de niños y niñas en el mundo sin escolarizar, de los cuales el 44% se encuentra en África Subsahariana.

Asimismo, de todos los menores del planeta en edad de cursar la Primaria, cerca de 200 millones están recibiendo una educación de baja calidad, es decir, no terminan de aprender a leer y escribir. Todos estos niños y niñas ven vulnerado su derecho a la educación, recogido en numerosos tratados internacionales.

Los beneficios de la educación están ampliamente reconocidos: la educación amplía el acceso a otros derechos y favorece el progreso conjunto de la sociedad, promueve la libertad y la autonomía personal y genera importantes beneficios para el desarrollo personal. Asimismo, la educación es un instrumento poderoso para reducir la pobreza y la desigualdad.

La campaña tiene tres objetivos principalmente: concienciar de la grave injusticia de no tener un puesto escolar y de la suerte de tenerlo; facilitar el respaldo a los proyectos que tratan de mejorar esta situación y promover que la Cooperación Española priorice la ayuda a la educación.