29 de julio de 2015

Imagen de la rueda de prensa

El consejero de Educación, Formación y Empleo, Abel Bayo, ha cifrado hoy en 1,1 millones de euros la partida económica que su Consejería destinará al mantenimiento, conservación y reforma de los centros educativos de La Rioja durante este verano, época de inactividad que se aprovecha para acometer este tipo de actuaciones.

Según ha detallado Abel Bayo, la partida engloba tanto las actuaciones que desarrolla y financia completamente la Consejería de Educación, como las subvenciones concedidas a los ayuntamientos de la comunidad para el mantenimiento de los Centros de Educación Infantil y Primaria.

El consejero ha destacado que se trata de obras de mayor o menor calado pero todas fundamentales para garantizar que el Sistema Educativo Riojano cuenten con unas instalaciones de calidad en todos los niveles educativos y en todas las localidades de la comunidad.

Así, la Consejería actuará este verano en 23 centros educativos en los que invertirá hasta 785.880 euros para acometer obras como la reparación del porche de la Escuela Oficial de Idiomas de Haro, la redistribución de espacios en el CEIP Gonzalo de Berceo de Villamediana o el arreglo de las cubiertas del salón de actos del IES Hermanos D’Elhuyar.

En este apartado, las actuaciones con mayor presupuesto son el acondicionamiento de naves para un taller de soldadura en el IES Cosme García de Logroño (240.790 euros), la rehabilitación de aleros en las fachadas del CEIP Ángel Olivan de Calahorra (60.500 euros) y la instalación de aire acondicionado en el EIPC Las Luces de Haro (59.895 euros).

En cuanto a las subvenciones municipales, Abel Bayo ha cifrado el importe total de las ayudas en 391.152 euros, una cantidad ligeramente superior la invertida el año pasado, 380.199 euros. Con este dinero se financiará entre el 20 y 60 por ciento de hasta 46 actuaciones desarrolladas en 32 municipios de la comunidad.

Evidentemente, dado el tamaño de sus colegios como el del número de alumnos que estos atienden, el principal beneficiario es el Ayuntamiento de Logroño, que recibirá 227.500 euros en ayudas. Esta cantidad servirá para financiar el 42% del coste total de las 14 obras que desarrollará el consistorio logroñés este verano en centros como el CEIP Obispo Blanco Nájera, donde se van a reformar y acondicionar los aseos de las plantas baja y primera, o el CEIP San Francisco, en el que también se van a renovar los baños del patio y de la primera planta.