23 de abril de 2013

Aunque la afección por el descenso de las temperaturas registrado el pasado fin de semana ha sido baja y se ha localizado en algunos viñedos de municipios de La Rioja Alta, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente quiere prevenir a los agricultores ante posibles cambios meteorológicos, con el fin de facilitar un adecuado tratamiento y la rápida recuperación de la planta.

En aquellos viñedos afectados por las heladas, y conforme a los resultados obtenidos en ensayos de años anteriores, desde la Sección de Protección de Cultivos del Servicio de Investigación y Desarrollo Tecnológico Agroalimentario (CIDA) se realizan las siguientes recomendaciones:

  1. Si los pámpanos o las yemas se han helado totalmente: no hacer nada.
  2. Si se ha helado solamente el extremo superior del pámpano sin afectar a los racimos: no hacer nada.
  3. Si se ha helado solamente el extremo superior del pámpano afectando a los racimos:

a) viñas en formación (menos de 3 años): podar a la ciega.

b) viñas en producción: quitar los pámpanos helados a mano.

En cualquiera de los casos, se debe esperar unos 7-10 días después de la helada para evaluar perfectamente los daños y ver cómo reacciona el viñedo, para adoptar la medida cultural más adecuada.