17 de octubre de 2014

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, asiste a la jornada de puertas abiertas que organiza la Cooperativa El Cierzo.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, ha asistido hoy a la jornada de puertas abiertas convocada por la Cooperativa ‘El Cierzo’ en Santo Domingo de la Calzada, durante la cual se ha presentado y probado sobre el terreno la nueva cosechadora de remolacha que dará servicio a sus 90 socios durante la presente campaña de recolección.

En el acto, Íñigo Nagore ha estado acompañado por el gerente y el secretario de la cooperativa, José Ignacio García y Guillermo Gimilio; el delegado agrícola de la zona norte de Azucarera del Ebro, Juan Antonio Sánchez, y su jefe de cultivos, Antonio Gómez.

La sociedad cooperativa riojana ha realizado en los últimos años un gran esfuerzo económico para renovar su maquinaria con el fin de facilitar las condiciones de trabajo de sus socios y mejorar los sistemas de producción en las explotaciones, además de lograr un mayor ahorro energético y contribuir a la conservación del medio ambiente. Este año se ha adquirido una segunda cosechadora que ha supuesto un coste de 465.000 euros, inversión que ha sido subvencionada en un 40% por el Gobierno de La Rioja.

El Programa de Desarrollo Rural de La Rioja contempla esta línea de ayudas destinada a la promoción de nuevas tecnologías en maquinaria y equipos agrarios que "supone un incentivo para los agricultores que se ven obligados a realizar un importante desembolso para modernizar y rentabilizar sus explotaciones", ha destacado Íñigo Nagore, al valorar una medida que "está muy implantada en nuestra Comunidad y que ha sido impulsada a través de las agrupaciones de profesionales que cada vez más comprueban las ventajas de aunar prestaciones".

Buenas prácticas

Por otro lado, el consejero ha felicitado al sector remolachero riojano porque "constituyen un ejemplo" en el desarrollo de buenas prácticas y en el cumplimiento de los compromisos de sostenibilidad ambiental y seguridad alimentaria que han contribuido a consolidar una producción de calidad.

La cosechadora de remolacha adquirida por ‘El Cierzo’ reúne avances tecnológicos que permiten una recolección segura y rápida, con independencia de las condiciones naturales. El control de la velocidad del motor y el accionamiento hidráulico garantiza un ahorro económico y óptimo ecológico al ahorrar combustible y emisiones de gases efecto invernadero, mientras que el diseño del sistema de corte evita el daño para la remolacha.

La totalidad de la producción de la cooperativa en Producción Integrada se entrega para su molturación a la planta industrial que Azucarera del Ebro tiene en Miranda de Ebro. Durante la pasada campaña, con una superficie de 596 hectáreas, se alcanzaron unos rendimientos de 106 toneladas de remolacha por hectárea. Las previsiones para este año son buenas y se esperan obtener altos rendimientos.