13 de junio de 2013

Bodegas Familiares Rioja

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y el presidente de la Asociación de Bodegas Familiares de RiojaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, Óscar Tobía, han firmado hoy un convenio de colaboración, en virtud del cual el Gobierno de La Rioja apoyará con 20.000 las iniciativas de la entidad que durante este año se ha propuesto impulsar la formación, la participación en ferias y el enoturismo.

Este acuerdo se ha suscrito en el transcurso de una reunión en la que se han analizado las actividades que tiene previsto llevar a cabo esta organización, fundada en 1991, que en la actualidad agrupa a cerca de cuarenta bodegas de carácter familiar con viñedos propios.

En este sentido, cabe destacar que la Asociación de Bodegas Familiares tiene previsto organizar este verano dos jornadas técnicas sobre defectos organolépticos del vino. Estos seminarios responden a las necesidades e inquietudes manifestadas por los propios asociados, que consideran fundamental incrementar su formación y capacitación profesional para mejorar la competitividad de sus empresas.

Otro de los objetivos que se ha propuesto este año es fomentar la participación agrupada de las bodegas familiares en ferias tanto nacionales como internacionales. Prueba de este creciente interés es que en la última edición de la Feria Nacional del Vino (Fenavin), celebrada en mayo en Ciudad Real, se logró el récord de participación con 10 bodegas que pusieron de manifiesto la calidad de sus caldos.

Asimismo, la asociación continúa celebrando con notable éxito de participación uno de los eventos sociales más concurridos en La Rioja, como es la presentación de la Añada. Más de 1.400 personas se acercaron a Riojaforum el pasado mes de marzo para degustar los primeros vinos elaborados por estas bodegas familiares en un acto en el que se apreció un notable incremento de la presencia de público juvenil.

La promoción del vino de Rioja es uno de los ámbitos que mayor esfuerzo requiere en la actividad diaria de esta organización, que trabaja en el impulso del enoturismo, acercando al visitante las singularidades de las bodegas familiares y sus vinos de calidad contrastada en el seno la DOCa Rioja.

Por otro lado, Bodegas Familiares de Rioja continuará prestando con el servicio de asesoría vitivinícola, con una notable demanda y aceptación entre sus asociados, que encuentran las respuestas necesarias a los problemas de diversa índole que surgen durante la actividad diaria, y defendiendo la aportación y el modelo de negocio de las pequeñas bodegas en instituciones como el Consejo Regulador, la Interprofesional del Vino de Rioja o la Confederación Europea de Vitivinicultores Independientes.

Defensa del vino de Rioja

El convenio, que se viene renovando en los últimos años, tiene en cuenta la función que desempeña la Asociación de Bodegas Familiares en el sector vitivinícola riojano. No en vano, la actividad de esta organización está orientada a mejorar la a calidad de la viña y el vino de Rioja, defender la especificidad de los vinos de Rioja, favorecer las iniciativas de promoción del desarrollo rural, el apoyo y la defensa de prácticas a favor del medioambiente, el respaldo de iniciativas en pro de un mayor y mejor consumo de vino y la representación de las bodegas de pequeño y mediano tamaño.