12 de noviembre de 2015

El presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha subrayado hoy en el pleno del Parlamento, en respuesta a una pregunta parlamentaria, que continuará "reclamando al Gobierno de España las infraestructuras necesarias para el desarrollo de La Rioja en igualdad de condiciones que el resto de las regiones españolas". Tras reiterar que el corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo "es clave para el crecimiento económico y la cohesión social de La Rioja", ha asegurado que el Gobierno que preside "va a seguir reivindicándolo dentro de la planificación aprobada y en vigor".

"Sólo si figuramos en la planificación territorial de infraestructuras y en las propuestas de financiación que España haga a la Unión Europea podremos esperar que se construya el Corredor Cantábrico-Mediterráneo y que La Rioja tenga alta velocidad", ha indicado el presidente del Ejecutivo riojano, quien además ha destacado que hasta ahora "sólo han cumplido estas dos premisas gobiernos del PP". "El futuro es seguir así para poder reclamar más celeridad en la construcción de la infraestructura", ha afirmado.

En este sentido, ha recordado que "la primera planificación que incluía la alta velocidad ferroviaria en La Rioja fue el PIT aprobado por José María Aznar en el año 2000", mientras en el PEIT aprobado por el Gobierno central socialista en 2005 "la alta velocidad a Logroño se transformó en altas prestaciones" y en 2011 el ministro José Blanco "sacó el trazado riojano de la propuesta de financiación europea".

Por el contrario, según ha indicado el presidente del Ejecutivo riojano, en los últimos cuatro años se ha incluido de nuevo el trazado riojano dentro del Corredor en la planificación estatal -PITVI-, y se ha solicitado financiación europea para terminar los proyectos del tramo Castejón-Logroño y el estudio del tramo Logroño-Miranda de Ebro, y para comenzar la construcción de la variante ferroviaria de Rincón de Soto.