13 de enero de 2016

La Asociación ‘El Defensor del Paciente’ considera a La Rioja como una de las dos únicas comunidades autónomas que se salvan del análisis muy crítico que realiza sobre las demoras en la atención que existe en el Sistema Nacional de Salud. Dichas valoraciones se indican en la Memoria Anual de 2015, donde dicha asociación hace un informe de los 14.430 casos de presuntas negligencias médico-sanitarias que ha recibido a lo largo del pasado año. De ellas, un total de 62 proceden de La Rioja.

Según señala la citada entidad en su informe, refiriéndose a las listas de espera "únicamente podemos dar por aceptable la gestión del País Vasco y La Rioja". La asociación indica también que la explicación a esta situación se debe a que ambos territorios "junto con Navarra, fueron las comunidades que más gasto sanitario público acometieron entre 1999 y 2013". "Es obvio", a juicio de la asociación, que "si el resto hubiera invertido de forma apropiada en sanidad, dispondría de unos número saneados y perdurables".

En relación a las denuncias por presuntas negligencias, el informe señala que en La Rioja se han recibido 62, lo que supone el 0,42% de las 14.430 que se han recibido en todo el país. Este número de denuncias supone un descenso del 26% con respecto a 2014, cuando La Rioja tuvo un total de 84 denuncias de carácter médico-sanitario.

Precisamente, la indefinición del término, que puede abarcar prácticamente toda actividad sanitaria, tanto en centros públicos como privados (de los 1.000 casos que destaca el informe como más importantes, casi 400 tienen que ver con cuestiones de cirugía estética y depilación láser), hace que el Sistema Público de Salud de La Rioja no pueda hacer una valoración oficial de dicho informe.

Lo que sí manifiesta el Sistema Público de Salud de La Rioja es su compromiso de continuar trabajando para ofrecer a todos los riojanos una atención sanitaria de calidad.