21 de julio de 2014

n del trazado ferroviario a su paso por la capital riojana....

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, y el consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos, han anunciado esta mañana el final de las negociaciones que desde la Sociedad de Integración del Ferrocarril se han mantenido con las entidades bancarias que sostenían el préstamo de financiación de la primera fase de las obras del soterramiento de la vía férrea y cuya refinanciación estará firmada antes del próximo 31 de julio.

Un proceso que culmina con la suscripción de un nuevo crédito por 220 millones de euros, tras la cancelación del anterior, firmado en 2009 también por el mismo importe, que debía haberse reducido el pasado año el préstamo a 50 millones y cancelarse en 2014 y que estaba previsto cubrir con la venta de los terrenos liberados por el proyecto. Como ha recordado la alcaldesa, "los retrasos de la época socialista fueron posponiendo la urbanización y disposición del suelo, de modo que no han podido ser enajenados cuando estaba previsto ni en las condiciones planteadas inicialmente antes de la crisis económica".

"Ahora que la estamos dejando atrás -ha continuado Gamarra-, que la economía está despegando, podremos materializar las parcelas. Esta refinanciación lo que nos ofrece es tranquilidad, la posibilidad de esperar al mejor momento del mercado inmobiliario que, no tenemos dudas, llegará en poco tiempo".

La previsión es empezar con esta enajenación en 2015. Un plazo alcanzable a la vista de los datos positivos que se empiezan a recoger, entre los que la alcaldesa ha mencionado los recientemente conocidos de evolución de las licencias de obras y actividades (cinco veces más en el primer semestre de 2014 que en el mismo plazo del año anterior) o del desempleo (con nueve meses de descenso continuado en Logroño y La Rioja).

Además de estas perspectivas, las administraciones impulsoras del soterramiento cuentan también con la valoración que una consultora externa (Aguirre-Newman) ha realizado de los 125.000 metros cuadrados techo que saldrían progresivamente al mercado, entre 2015 y 2019 (con un ritmo de venta de entre 148 a 315 viviendas al año) y por los que la estimación de ingresos es de 154 millones de euros, según el citado estudio.

Nuevo préstamo

"El acuerdo alcanzado con las entidades financieras consiste fundamentalmente en la devolución del préstamos en los próximos 7 años con 18 meses de carencia en la amortización del capital y en el traslado a la última anualidad, la de 2021, de un posible déficit de esta operación que está sujeta a la venta de los terrenos liberados por la actuación", ha declarado el consejero de Obras Públicas.

"Con ello conseguimos poder buscar en los próximos siete años el mejor momento para vender los terrenos y obtener el mayor precio con el fin de pagar esta actuación, amortiguando el crédito contra presupuesto mediante un crédito participativo que las administraciones iremos haciendo a la sociedad año a año en función de las necesidades", ha añadido antes de detallar las condiciones del nuevo préstamo.

  • Importe: 220 millones de euros.
  • Plazo: 7 años y 18 meses de carencia.
  • Tipo de interés: Euríbor a tres meses + diferencial del 3% (condiciones habituales en los préstamos de refinanciación hoy en día).
  • Comisión de apertura: 1%.
  • Comisión de disposición: 0,20%.
  • Comisión de agencia: 70.000 €/año.

La suscripción de este nuevo crédito será aprobada por el Pleno Municipal en una sesión extraordinaria que se celebrará el próximo miércoles; el mismo día en que el Consejo de Gobierno Regional mantendrá también una reunión extraordinaria con el mismo fin.

Asimismo, y con el cambio del mercado financiero, los socios garantizarán presupuestariamente, en virtud del convenio de 2002, los compromisos económicos que les correspondan en función de su porcentaje de participación. En este sentido, el Ayuntamiento de Logroño y el Gobierno de La Rioja aprueban un compromiso presupuestario máximo de 79.386.732,50 euros, que se verá minorado con la venta de los terrenos hasta un importe de 37.037.408,02 euros.

En este sentido, la alcaldesa ha recordado que, además, para hacer frente a dicha cantidad, el Ayuntamiento cuenta ya con la denominada 'bolsa del ferrocarril', que asciende a 9.616.965,27 euros y que serán imputables a la disminución de la aportación final.

Inversión asegurada en la ciudad

La alcaldesa ha profundizado en el efecto inmediato que la obtención de este nuevo crédito tendrá para la ciudad. "Nos asegura la capacidad de acometer las inversiones que restan para acabar la fase I y las actuaciones en el entorno que se han ido incluyendo". En concreto se ha referido a la construcción de la nueva subestación de tracción de La Portalada y la subestación de Pedregales, la reurbanización de Lobete y Vara de Rey, las obras de la estación de autobuses que corresponden a la Sociedad del Soterramiento, la nueva zona de parque hasta la prolongación de Belchite y la prolongación de 150 metros del túnel pasado Vara de Rey.

Para ello se dispondrá de cerca de 25 millones de euros (las obras ya certificadas, junto con los costes de proyectos, estudios y los gastos operativos y financieros, ascienden a 195 millones de los 220 concedidos por las entidades bancarias) que hasta 2018 "nos aseguran casi 9 millones de inversión anual en la ciudad, generadora de actividad económica y empleo".

"El soterramiento se ha mantenido en marcha durante la crisis, sosteniendo en buena medida nuestra economía en los años más duros de recesión, y va a ser también determinante en este periodo de reactivación", ha afirmado Cuca Gamarra.

Antonino Burgos ha avanzado que "todas las administraciones están trabajando en un nuevo acuerdo que se adapte a las circunstancias actuales y garantice la ejecución completa del proyecto en sus tres fases".