15 de noviembre de 2013

, Javier Llaría, presenta la nueva marca de calidad ...

El XVII Festival de la Alubia de Anguiano es el marco elegido para presentar el próximo domingo, 17 de noviembre, el sello de la nueva marca colectiva que garantizará a los consumidores la procedencia y la calidad de esta legumbre roja, cuyo reglamento de uso acaba de ser aprobado por el Gobierno de La Rioja a petición de la Asociación de Cultivadores de la Alubia de Anguiano.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y el presidente de la Asociación de Cultivadores de la Alubia de Anguiano, Javier Llaría, acompañados por el alcalde de la localidad, Gerardo Sobrón, han presentado hoy la marca ‘Alubia de Anguiano’ que ampara una alubia de variedad de mata alta asociada a tutor de enrame, de tamaño mediano, forma oval y con un color entre púrpura y vino brillante.

La asociación de cultivadores ostentará la titularidad de la marca y, por tanto, su uso quedará restringido inicialmente a los 20 socios que agrupa en la actualidad, aunque confían poder duplicar este número a finales de año para agrupar a casi todos los productores de Anguiano. Fue a principios de este año 2013 cuando se constituyó la entidad con el objetivo de aunar esfuerzos para la promoción y valorización de este producto de calidad

Por otro lado, los productores de la ‘Alubia de Anguiano’ consideran que este cultivo abre una oportunidad de desarrollo de la economía local. En este sentido, se han propuesto también el fomento de una agricultura sostenible y apuesta por el estudio de nuevas técnicas de cultivo y labores post-cultivo que faciliten las labores y su rentabilidad.

En estos momentos, la producción media de la ‘Alubia de Anguiano’ ronda los 16.000 kilogramos, con una superficie de cultivo de 8 hectáreas. La mayoría de las parcelas no supera los 4.000 metros cuadrados y conforman un paisaje singular en la entrada al Alto Najerilla. Desde la Asociación se estima que la superficie con potencial para el cultivo alcanza las 32 hectáreas, lo que podría aumentar la producción hasta los 64.000 kg, mostrándose este cultivo como una oportunidad para el desarrollo de la economía local.

Recolección, comercialización y envasado

Para asegurar la calidad del grano, éste se recolectará en la época más adecuada. El secado de la planta se realizará procurando que la misma disponga de un buen estado sanitario, sobre todo si se realiza en el campo.

Se prestará especial atención al proceso de trillado, tanto manual como mecánico, para evitar el mayor número posible de granos quebrados. Este proceso se llevará a cabo cuando las alubias tengan un nivel de humedad óptimo. Los procesos de limpieza y selección serán exhaustivos para obtener unos niveles sanitarios y físicos adecuados.

En el reglamento de la marca se establece la obligatoriedad de un tratamiento anti gorgojo, manteniendo las alubias durante 3 días a -20 ºC para destruir la larva. Para ello, las alubias deben estar secas para evitar daños por congelación. No obstante, si las alubias se comercializan en el plazo de un mes tras la recolección, podrán venderse sin congelar previa advertencia al comprador de la necesidad de congelarse.

En cuanto al formato de presentación del producto amparado por la ‘Alubia de Anguiano’, no está permitido mezclar alubias de calidades y tipos de orígenes diferentes, mientras que se autorizan envases pequeños de 0,5; 1 y 3 kilogramos; y grandes de más de 5 y hasta 40 kilogramos. Además de cumplir con la norma general de envasado, deben incorporar la imagen del sello de calidad aprobado.

Esta marca colectiva ha sido reconocida en el ámbito de la Ley 5/2205 de 1 de junio de los Sistemas de Protección de la Calidad Agroalimentaria en la Comunidad Autónoma de La Rioja. El elemento común de los sistemas de protección de la calidad agroalimentaria es la existencia de un doble mecanismo de control, que garantiza el seguimiento de un producto desde su origen hasta el consumidor final. Por un lado se lleva a cabo un autocontrol por parte de los operadores y por otro una certificación externa realizada por un organismo independiente, en base al cumplimiento del reglamento de uso de la marca.