12 de abril de 2013

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha decidido ampliar hasta el 15 de mayo el plazo para realizar prácticas tradicionales de cultivo en tierras de barbecho en La Rioja. Se trata de una medida excepcional que se adopta como consecuencia de la situación prolongada de lluvias que se ha registrado en toda la comunidad autónoma durante el primer trimestre del año, y a petición de los sindicatos ARAG-ASAJA y UAGR.

Si el año pasado se decidió retrasar un mes y medio la prohibición de labrar la tierra a consecuencia de la sequía en Rioja Media, Baja y sus sierras, este año las abundantes precipitaciones caídas, muy por encima de las medidas históricas, han dificultado a los agricultores la correcta realización de las prácticas tradicionales de cultivo en sus explotaciones, tal y como exigen las normas de condicionalidad en el marco de la PAC.

La aplicación de esta normativa para evitar la erosión de las tierras agrarias establece el período entre el 1 de abril y el 30 de junio para realizar estos trabajos necesarios para prevenir la proliferación de malas hierbas, roedores y otros tipo de plagas, pero la excesiva humedad del terreno ha impedido que se hayan podido llevar a cabo las tradicionales labores mecánicas.

La resolución se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial de La Rioja y su aplicación tiene efectos retroactivos desde el 1 de abril.