8 de octubre de 2014

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y el presidente del Consejo Regulador de la DOP

El 8 de octubre de 2004 nacía la Denominación de Origen Protegida (DOP) ‘Aceite de La Rioja’. En ese año había en el mercado dos marcas de aceite riojano. Una década después la marca de calidad acoge a casi 850 olivicultores que cultivan 1.800 hectáreas, 13 almazaras y casi 60 marcas que se pueden encontrar en países de todo el mundo.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y el presidente del Consejo Regulador de la DOP ‘Aceite de La Rioja’, Miguel Martínez de Quel, han informado hoy sobre el acto conmemorativo del décimo aniversario de la creación del sello de calidad, que acogerá el Mercado de San Blas de Logroño el viernes 10 de octubre. Será una jornada informativa y divulgativa con la que se quiere compartir esta celebración con el público, acercarle las propiedades del producto, las diferentes marcas y darle a conocer unas pautas para que pueda aprender a diferenciarlo de otros aceites.

El acto, que se prolongará durante todo el día en horario de 10.30 a 14 horas y de 16 a 20 horas, se estructurará a través de una sala de exposición y degustación en la que los asistentes podrán conocer las marcas que se comercializan con el sello de garantía. También habrá un espacio en el que se desarrollarán ‘Catas a la carta’ donde los asistentes no sólo podrán elegir los aceites, sino que tendrán la posibilidad de hacer catas con aceites de distintas categorías, elaborados con diferentes variedades de olivo o en distintas zonas geográficas…

Además, se reservará un área didáctica en la que se podrá encontrar información sobre el mundo del aceite en sus diferentes ámbitos, sobre la DOP ‘Aceite de La Rioja’, los métodos de elaboración o las distintas categorías del producto. Y para premiar la participación del público que acuda al mercado se sorteará un lote de seis botellas de aceite riojano.

Para Íñigo Nagore, una de las consecuencias positivas de la puesta en marcha de la Denominación es que ha favorecido el desarrollo y la profesionalización del sector oleícola riojano. El cultivo del olivo en La Rioja tiene una larga tradición, pero el destino del aceite elaborado ha sido tradicionalmente para autoconsumo. "Con la constitución de la marca de calidad se ha logrado que gran parte del aceite se comercialice con unos parámetros de calidad y, de hecho, la producción de aceite ha dejado de ser un complemento para convertirse en una alternativa profesional".

Durante estos diez años, la Denominación ha ido creciendo de manera sostenida tanto en lo que respecta a producción como a comercialización, siendo una de las marcas de calidad que más valor aporta a la producción agraria junto al vino de Rioja, el Champiñón y las Setas o las Peras de Rincón.

Formación e investigación de nuevas variedades

Otro logro de la DOP ha sido la regulación del sector y el control a través del Servicio de Calidad Agroalimentaria de la Consejería de Agricultura. Con la marca de calidad, ha señalado Nagore, "existe un registro más exhaustivo y además, hay mayor estructuración y control en los procesos productivos, lo que permite un mejor conocimiento del sector para garantizar la calidad del aceite".

Por su parte, el presidente del Consejo Regulador del ‘Aceite de La Rioja’, Miguel Martínez de Quel, ha expresado su satisfacción por este aniversario. "El hecho de cumplir 10 años y de poder conmemorarlo simboliza, de alguna manera, que el sector oleícola riojano está evolucionando y que lo está haciendo bien".

Formación, asesoramiento e investigación son tres de los pilares que, a su juicio, han impulsado la transformación que ha experimentado el sector oleícola riojano. "Los agricultores se han ido adaptando a nuevos sistemas de cultivo, las almazaras han mejorado sus métodos de elaboración y también se ha mejorado la calidad del aceite y se ha puesto en valor el producto".

Por otro lado, la colaboración entre la administración regional agraria y la Denominación en materia de I+D+i para recuperar variedades minoritarias abre un futuro de nuevas posibilidades en un mercado muy competitivo donde "la diferenciación de producto es muy importante", buscando además el mejor aprovechamiento y rentabilidad para los productores.

Martínez de Quel ha explicado que con motivo del 10º aniversario el Consejo Regulador ha lanzado una campaña de comunicación y se sortearán botellas de aceite a través de la página de Facebook de la DOP.

El ‘Aceite de La Rioja’ en cifras

La DOP ‘Aceite de La Rioja’ cumple diez años junto a casi 850 olivicultores que cultivan más de 1.800 hectáreas de olivo repartidas por un centenar de municipios de La Rioja, donde se establecen 13 almazaras que comercializan cerca de 60 marcas.

Durante la última campaña se han molturado 3.335.000 kilos de oliva bajo la marca de calidad y se han certificado más 460.000 litros de aceite que pueden ser comercializados bajo la marca ‘Aceite de La Rioja’. Este año se prevé que la facturación podría alcanzar los 2 millones de euros.

La exportación ha sido otra de las apuestas del aceite riojano que, en la actualidad, se pueden encontrar en países de todo el mundo como Francia, Inglaterra, Alemania, Dinamarca, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Eslovaquia, Rusia, Japón, China, India, EEUU., Colombia, Brasil y México.