16 de enero de 2014

El director general de Obras Públicas y Transportes, Víctor Garrido, ha presentado el balance del Transporte Metropolitano correspondiente a 2013.

El director general de Obras Públicas y Transportes, Víctor Garrido, ha detallado hoy que el Metropolitano ha sido el medio de transporte escogido por 695.237 viajeros en sus desplazamientos en 2013 entre Logroño y 14 municipios situados en su entorno, que en conjunto aglutinan cerca de 200.000 habitantes, lo que supone más del 60% de la población riojana.

Víctor Garrido ha señalado que el volumen de viajeros ha disminuido un 6,9% en 2013, aunque "se percibe una recuperación en el último trimestre del año en consonancia con la recuperación de la actividad económica". No obstante, la cifra de viajeros se mantiene sensiblemente por encima de las previsiones iniciales para este servicio de transporte, que se fijaron en 500.000 viajeros al año en sus primeros años de funcionamiento.

Asimismo, ha destacado "la valoración positiva y la notable acogida que continúa recibiendo este servicio de transporte público, que en poco más de tres años se ha convertido en una sólida alternativa al vehículo particular en la movilidad en las inmediaciones de la capital". Así, en este periodo cerca de 2,2 millones de personas han utilizado el Metropolitano. "Se trata de un medio de transporte sin competencia en cuanto a la calidad, rapidez, comodidad, seguridad y precio que ofrece a sus usuarios".

Las seis líneas del Metropolitano han trasladado una media de 2.305 viajeros de lunes a viernes, cifra que disminuye a 1.590 usuarios los sábado y 641 viajeros los domingos y festivos. Octubre fue el mes con mayor demanda, con 66.110 viajeros, mientras que diciembre registró el menor volumen, con 52.315 viajeros.

Líneas y comarcas

La línea M1 (Cenicero-Fuenmayor-Navarrete-Logroño) se ha convertido un año más en la más utilizada, con 267.412 viajeros, lo que supone el 38,5% del total. A continuación figuran la M4 (Nalda-Albelda-Alberite-Logroño), con 138.282 viajeros (19,9%); la M5 (Ribafrecha-Alberite-Logroño), con 84.813 viajeros (12,2%), y la M7 (Arrúbal-Agoncillo-Recajo y Logroño), con 78.780 (11,3%).

El resto de líneas obtuvo los siguientes resultados: M-3 (Entrena-Navarrete-Logroño): 45.800 (6,6%); M4A (Clavijo-Alberite): 541 (0,1%); M4B (Islallana-Alberite): 261 (0,04%); M6 (Murillo-Alberite-Logroño): 53.838 (7,7%) y M3+M6 (fines de semana): 25.510 (3,7%).

El director general de Obras Públicas y Transportes ha resaltado que Navarrete, Cenicero, Fuenmayor, Albelda y Alberite son por este orden los municipios con mayor número de usuarios del Metropolitano, por detrás de Logroño. No obstante, un análisis en función de la población de las 14 localidades por las que pasan las seis líneas del Metropolitano revela que los vecinos de Arrúbal, con una media de 35 viajes por habitante al año, seguidos por los de Ribafrecha y Cenicero, son los que hacen un mayor uso de los autobuses.

El servicio nocturno que se presta en la noche de los sábados ha sido utilizado por 17.099 viajeros, con un incremento del 11% con respecto al pasado ejercicio. Las líneas más empleadas son la M1, con 5.877 viajeros, y la M3-M6, con 4.251 viajeros.

El grado de ocupación de los autobuses es similar en todos los tramos horarios entre las 7 y las 21 horas durante los días laborales. En cambio, los sábados, domingos y festivos la mayor demanda se registra en horario vespertino, en especial, a partir de las 16 horas.En cuanto al tipo de tarifa, el 43,2% de los viajeros abona el precio del billete en efectivo, mientras que un 41,3% emplea la tarjeta monedero. Los mayores de 65 años suponen el 7,5% del total de viajeros; el 4,1% corresponde a miembros de familias numerosas; un 2,1% utiliza el abono mensual y, por último, un 1,8% son estudiantes.

Reordenación de horarios y frecuencias

Víctor Garrido ha subrayado que "las medidas implantados en el Metropolitano desde su entrada en funcionamiento en diciembre de 2010 han redundado en una reducción del coste del servicio sin que suponga esta circunstancia una merma en la calidad del servicio que reciben los usuarios".

De esta forma, la reordenación de las líneas y frecuencias y el plan para la eliminación de duplicidades con el Ayuntamiento de Logroño, que se han aplicado en los últimos dos años, han servido para que el coste del servicio para la administración riojana haya pasado de 1.479.026 euros en 2011 a 1.064.725 euros en 2013, lo que supone un descenso del 28% y un ahorro de más de 400.000 euros al año. En la actualidad el Metropolitano se financia en un 45,3% por el abono de las tarifas, mientras que el 54,7% restante debe ser aportado por la Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial.

"Gracias a estas medidas hemos logrado consolidar un este servicio de transporte público con un alto nivel de calidad, aumentar la ocupación de los viajeros y disminuir el coste para el Gobierno de La Rioja", ha recalcado Víctor Garrido.