14 de febrero de 2012

Reestructuración viñedo

El director general de Agricultura y Ganadería, Igor Fonseca, ha presentado un balance sobre la aplicación de las medidas de reestructuración y reconversión de viñedo desde su entrada en vigor en el año 2000 en el marco de la OCM del Vino. En este período, La Rioja ha ejecutado 43,1 millones de euros que "suponen una ayuda media de 5.576,7 euros por hectárea".

La Rioja "ha sido modélica en la gestión de las ayudas, lo que sumado al interés del sector ha posibilitado la percepción de más fondos adicionales", destacó Fonseca. Así, cerca de un 18% del viñedo riojano se ha reestructurado o reconvertido en los últimos trece años.

Del total de las 7.737 hectáreas que se han beneficiado de las ayudas, 5.908 se han reestructurado (el 76,3%); mientras que 1.828,9 se han reconvertido (el 23,6%). En cuanto al empleo de fondos, en reestructuración se ha empleado el 91,2 % del importe recibido, mientras que en reconversión sólo el 8,8 %. La ayuda media en reestructuración ha sido de 6.667 euros por hectárea, mientras que la media en reconversión ha sido más baja, de 2.056 euros por hectárea.

A lo largo de las 13 campañas en las que ha estado en vigor la medida, La Rioja se ha beneficiado en 9 ocasiones de la reasignación de fondos no ejecutados por otras Comunidades Autónomas o por otros estados miembros; de forma que los viticultores riojanos han recibido un 15,5% más de ayudas de las que se fijaban en la asignación inicial.

En este sentido, el Gobierno de La Rioja considera "injustos" los criterios de reparto que ha seguido el Ministerio hasta la fecha, ha indicado el director general, ya que han impedido que "recibiéramos prácticamente la mitad de fondos que de haber aplicado otros criterios como la superficie de viñedo".

El objetivo de esta medida es renovar las plantaciones de viñedo mediante la sustitución de las plantaciones antiguas por otras nuevas en las que se incorpora algún tipo de mejora como el marco de plantación, el tipo de conducción, la sustitución de la variedad por otra más adaptada a la zona de producción o la mejora de condiciones del suelo. La ayuda concedida supone la mitad del coste de la inversión que realiza el agricultor.

Los planes de reestructuración y reconversión los presentan los viticultores riojanos a través de las Organizaciones Profesionales Agrarias y de la Federación de Cooperativas.

Última campaña

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente abrió el pasado mes de diciembre un nuevo plazo de solicitud que concluyó el pasado 27 de enero con la presentación por parte de 990 viticultores de planes para reestructurar y reconvertir 1.475, 6 hectáreas; y que supondrá otros 10 millones de euros en ayudas.