30 de noviembre de 2017

Begoña Martínez Arregui CdRImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa consejera de Presidencia, Relaciones Institucionales y Acción Exterior, Begoña Martínez Arregui, ha defendido hoy en Bruselas, en el 126º pleno del Comité de las Regiones (CdR), las enmiendas que el Gobierno de La Rioja ha presentado a dos de los dictámenes que se han debatido en la sesión. Martínez Arregui ha estado acompañada por el director general de Acción Exterior, Giorgio Cerina.

Se trata del dictamen ‘Conciliación de la vida familiar y la vida profesional de los progenitores y cuidadores’, al que La Rioja ha presentado diez enmiendas; y el ‘Informe sobre la ciudadanía de la UE 2017’, al que la comunidad riojana ha planteado una enmienda dirigida a reconocer la importancia de la libertad de circulación de personas para crear conciencia de una ciudadanía europea.

Las enmiendas presentadas hoy por Begoña Martínez Arregui aspiran a conseguir una conciliación real que llegue a todos los ámbitos de la sociedad. Para ello, abordan temas como el reto demográfico, la formación de los cuidadores, la concienciación de la sociedad y la implementación de medidas destinadas a las empresas, entre otras acciones, así como propuestas para lograr un lenguaje más inclusivo que reconozca todos los papeles de la mujer en la sociedad.

La Rioja ha planteado dos enmiendas que ponen de manifiesto las dificultades que encuentran algunos territorios para encontrar cuidadores, debido a su escasa o envejecida población, y la necesidad de que las políticas de conciliación tengan en cuenta las nuevas tendencias demográficas.

Educar en igualdad de género

Asimismo, en los cambios propuestos por La Rioja están presentes aspectos como la concienciación de la sociedad sobre las cuestiones de género y el impacto positivo que tendría en términos de conciliación y reparto de roles. Por ello, nuestra región ha solicitado que la educación en igualdad de género esté presente en toda la educación obligatoria y se sensibilice sobre ello a toda la sociedad.

También se ha solicitado el reconocimiento de aquellas empresas que ya están trabajando en esta línea y que se habiliten medidas para que las pequeñas y medianas empresas (pymes) puedan facilitar la conciliación a sus trabajadores, dado que las empresas constituyen un actor clave en lo que se refiere a la conciliación laboral y familiar.

En lo concerniente a la formación de los cuidadores y su futura reincorporación al mercado laboral, las enmiendas presentadas por Martínez Arregui pretenden que la experiencia adquirida a través de los servicios de cuidado sea reconocida y tenida en cuenta para su futura vuelta al trabajo.

Los cambios propuestos por La Rioja para alcanzar una conciliación real incluyen la petición de medidas para reducir los costes de los cuidados de menores durante la jornada laboral de sus padres.

Otras enmiendas buscan reconocer la importancia de los entes locales y regionales en este ámbito y dotar al dictamen de un lenguaje y contenido más inclusivo, buscando no reducir a la mujer a un papel de cuidadora del hogar y la familia.

El dictamen ‘Conciliación de la vida familiar y la vida profesional de los progenitores y los cuidadores’ se basa en la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y el Consejo Europeo por la que se deroga la Directiva 2010/18/UE.

Las enmiendas presentadas por La Rioja están en línea con el trabajo que la Comisión Europea está realizando en el Pilar Europeo de Derechos Sociales, el cual fue proclamado recientemente en Gotemburgo (Suecia). También tienen en consideración el trabajo anterior del CdR en este ámbito, como las conclusiones del seminario celebrado en Logroño en 2014 ‘El equilibrio entre la vida laboral y personal: una responsabilidad compartida’.

La Rioja ha sido la comunidad autónoma española que más enmiendas ha presentado a los dictámenes que conforman la sesión plenaria.