El Gobierno de La Rioja invertirá 545.123 euros en las obras de acondicionamiento y mejora de la carretera LR-423, que conecta Hormilla con la antigua N-120, con objeto de aumentar la seguridad vial y favorecer el acceso al municipio.

La empresa Riojana de Asfaltos se encargará de la ejecución de los trabajos, que cuentan con un plazo de ejecución de 10 meses.

Esta actuación forma parte del programa del departamento de Obras Públicas para mantener en buen estado y aumentar las condiciones de seguridad en la red viaria autonómica, que se extiende a lo largo de cerca de 1.500 kilómetros.

El proyecto consiste en la ampliación de la plataforma de la calzada para garantizar el paso simultáneo de dos vehículos que circulen en sentido contrario. Además, se incluye la mejora de la intersección con la antigua N-120 para favorecer la incorporación de los vehículos, la renovación del firme en todo el recorrido (1 km) y la remodelación de la travesía con la construcción de nuevos tramos de acera.

La actuación también contempla la instalación de un nuevo colector para la recogida de aguas pluviales, la sustitución por completo de la señalización horizontal y vertical y la mejora del balizamiento, que incluye la instalación de reductores de velocidad.

Tras las obras de acondicionamiento, la plataforma resultante tendrá una anchura uniforme de 7 metros, con dos carriles de 3 metros y sendos arcenes de medio metro.