Municipio

Villarta-Quintana

Descripción

La Consejera ha inaugurado las obras de adecuación del río Villar a su paso por Villarta, que mejoran la capacidad de desagüe, estabilizan los taludes y han permitido reurbanizar todo el entorno.

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial ha invertido 178.501,80 euros en una actuación que se ha llevado a cabo en el tramo del cauce y la ribera, en una zona de 265 metros de longitud desde la obra de fábrica que atraviesa la carretera LR-411 hasta el límite del casco urbano.

La intervención realizada ha consistido en:

  • Movimiento de tierras, escollera y hormigones

La primera fase de las obras ha supuesto la retirada de escombros, tierra vegetal, tocones, desbroces y demás material para proceder a instalar escolleras con alturas de 1,18 metros. La escollera de la margen izquierda se ha cubierto con 15 centímetros de tierra vegetal y se ha sembrado de césped, mientras que en la margen derecha se han plantado olmos y se ha instalado una línea de riego por goteo.

  • Jardinería y riego

La zona ajardinada existente ha variado, en parte, su distribución y se ha efectuado un laboreo mecánico para ahuecar el suelo y mejorar sus características, nivelando y retirando piedras para un mejor establecimiento del césped. Asimismo se ha dispuesto una capa de 10 centímetros de tierra vegetal, se ha sembrado césped y se ha instalado un nuevo sistema de riego.

  • Mobiliario urbano y electricidad

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial ha completado la actuación con la colocación de nuevo mobiliario urbano, cuatro bancos y dos mesas, el vallado del parque en el lado colindante con la carretera y ha instalado papeleras, juegos infantiles y una fuente. Además, se han instalado cuatro nuevas farolas y las antiguas luminarias han sido reubicadas, así como las mesas y bancos existentes.

Las obras efectuadas solucionarán el problema que se plantea cuando el cauce, que se encuentra habitualmente seco, inunda el parque y los edificios próximos en el momento en que se producen avenidas. Para evitar este fenómeno, se han creado dos pequeños cuencos amortiguadores, aguas arriba de la galería de la carretera y aguas abajo, y el cauce se ha protegido con escollera para evitar las erosiones.