La monitorización es un procedimiento de observación periódica y sistemática de la tierra, basado fundamentalmente en la utilización de las imágenes de los satélites Sentinel del Programa Copernicus.

En el ámbito de las ayudas de la PAC, estas imágenes, junto con la utilización de nuevas tecnologías como las fotos georreferenciadas, hacen posible la comprobación de las condiciones de admisibilidad de las explotaciones. La monitorización supone por tanto un cambio del concepto de control sobre el terreno actual del 5% de los expedientes, al monitorizarse la superficie declarada para las ayudas de la PAC de todos los agricultores con un enfoque claramente preventivo, lo cual incluirá la mejora de los procesos de comunicación con los mismos.

En la campaña 2020 se comenzará a sustituir los controles actuales por la monitorización de las superficies declaradas por los agricultores. En concreto, se realizarán controles por monitorización en la comarca de Rioja Media.

Los agricultores sujetos a controles mediante monitorización podrán, hasta el 31 de agosto, modificar las parcelas agrarias de su solicitud única.



Más información: artículo en Cuaderno de campo