Riesgo en La Rioja

Es necesario acometer trabajos de investigación para conocer el riesgo en La Rioja. Los estudios realizados en el desarrollo de la enfermedad de Pierce en el viñedo de EE. UU., así como los estudios sobre Xylella fastidiosa enmarcados en los proyectos llevados a cabo en la UE, indican que la distribución geográfica de la bacteria se encuentra limitada a áreas con inviernos suaves, ya que parece que no es capaz de sobrevivir a bajas temperaturas invernales. De acuerdo con estos estudios y los datos climáticos de La Rioja, se podría considerar entre ocasional y moderado el riesgo de desarrollo de la enfermedad en el área riojana con cultivos sensibles.

tomamuestras_pImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoActuaciones en La Rioja

La Consejería de Agricultura, Ganadería Mundo Rural, Territorio y Población de La Rioja ha elaborado el plan de contingencia frente a Xylella fastidiosa en La Rioja, que basa su estrategia en las directrices del Plan de Contingencia Nacional elaborado por el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación. En él se incluye un Plan de vigilancia que contempla la realización de prospecciones en función de los criterios de riesgo fitosanitario establecidos para cada uno de los ámbitos en los que puede estar presente la bacteria:

  • plantaciones de los principales cultivos agrícolas que pueden verse afectados (olivo, vid, almendro, cerezo, melocotón-nectarina y ciruelo).
  • viveros y garden center registrados en la Comunidad Autónoma de La Rioja. Por parte de la Administración se ha extremado el control del material vegetal.
  • parques y jardines, especialmente en jardines públicos de las cabeceras de comarca.
  • masas forestales, principalmente en las inmediaciones de zonas residenciales y masas de cultivo.

Además, el documento también incluye un Plan de acción con las actuaciones a seguir en caso de detección de un brote.


La vigilancia en La Rioja sobre este organismo comenzó en 2015, tras la puesta a punto de las técnicas analíticas por parte del Laboratorio Regional de la Grajera, y la creación de una Comisión de Seguimiento de la plaga. Esta Comisión, que se reúne periódicamente, está integrada por personal funcionario de diversos ámbitos: sanidad vegetal (asesoramiento e inspección), investigación y experimentación, técnicas analíticas, producción agraria ecológica y convencional, y producción forestal. A partir de 2017, año en el que se detectó el primer brote en España, la Administración riojana decidió intensificar la vigilancia, incrementando el número de puntos de prospección y muestreo por encima del mínimo exigido por las autoridades estatales.

La prospección del organismo se lleva a cabo durante el periodo vegetativo de las especies susceptibles, de primavera a otoño, procurando realizar la visita en la época más idónea según la especie. El protocolo consiste en una inspección visual, y una toma de muestra, tanto en aquellos casos en los que se detectan síntomas que hagan sospechar de la presencia deXylella fastidiosa, como en especies asintomáticas.

Las muestras se analizan en el Laboratorio Regional de La Grajera mediante la tecnología de diagnóstico más precisa, siguiendo las directrices recomendadas por la EPPO (European and Mediterranean Plant Protection Organization). Todas las muestras se analizan mediante técnicas moleculares: PCR a tiempo real (protocolo de Harper et al.).

El método usado desde 2017 para la prospección en parcelas de cultivo, se basa en la generación de una malla de cuadrículas 5 km x 5 km. que cubre todo el territorio del valle riojano. Cada año se realiza al menos la inspección de una parcela de cultivo hospedante por cuadrante. Entre los años 2017 y 2019 se han tomado un total de 382 muestras resultado de esas inspecciones, de las que en torno al 45 % corresponden a viña, otro 45 % aproximadamente repartidas entre almendro y olivo, y en torno al 10 % restante a otros frutales de hueso y nogal.

En zonas forestales, se inspeccionan las cuadrículas del valle con ausencia de cultivos susceptibles, pero que por su cercanía a las comarcas de sierra tienen zonas forestales. En estas zonas se han tomado 36 muestras en el mismo periodo, de las cuales casi un 60 % son del género Quercus, en torno al 30 % se realizaron sobre los géneros Prunus y Cistus y el 10 % restante sobre aromáticas como lavanda o romero.

Las inspecciones en viveros y garden se realizan sobre aquellas empresas que producen o comercializan alguna de las especies susceptibles a Xylella fastidiosa, priorizando la toma de muestras sobre las especies de alto riesgo, así definidas en los planes de contingencia, y otras especies de importancia en La Rioja como la viña. En total, se han tomado 379 muestras de diversas especies, tanto ornamentales, como vegetales con destino a plantaciones comerciales o forestales.

Además, se han tomado 66 muestras de plantas forestales y ornamentales situadas en parques y zonas ajardinadas de diversos municipios, tanto de las cabeceras de comarca, como en las inmediaciones de zonas residenciales de municipios situados en la sierra.

En el siguiente mapa se muestra la división en cuadrantes, así como los puntos de muestreo en campos de cultivo, zonas ajardinadas y parques, y zonas forestales:

Mapa Xylella 2017-2019_webImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto

Por último, desde el año 2018 se ha estudiado la presencia de los insectos vectores de la bacteria, en fincas de viñedo con cubierta vegetal de las tres comarcas del valle, habiéndose comprobado su existencia en todas las localizaciones. Durante este año 2020, se ha ampliado el estudio para evaluar su presencia en otros cultivos hospedantes.

Actualmente, la vigilancia de este organismo sigue en marcha de acuerdo a esta metodología. El actual plan de contingencia regional, que se revisa periódicamente, puede consultarse en el siguiente enlace:




PLAN DE CONTINGENCIA FRENTE A LA XYLELLA FASTIDIOSA EN LA RIOJA