El Plan de Vivienda de La Rioja 2009-2012 tiene los siguientes principios:

  • incentivar la promoción de viviendas protegidas en todas sus tipologías y regímenes como elemento sustancial de una política social en materia de vivienda,
  • facilitar el acceso al crédito a los ciudadanos para la compra de vivienda libre y protegida, en un momento especialmente complicado por la contracción del mercado inmobiliario,
  • incentivar la rehabilitación de viviendas y edificios como fórmula adecuada para el empleo intensivo de mano de obra y la recuperación del parque inmobiliario sin coste de suelo,
  • promover la salida al mercado del stock de vpo y vivienda libre que no se haya vendido, dando facilidades a los promotores a la hora de calificar viviendas protegidas de diferentes regímenes y usos,
  • mantener el esfuerzo como criterio para cuantificar el importe de las ayudas (más ayudas a quien más las necesita) favoreciendo especialmente y de manera reforzada a los colectivos más necesitados de protección,
  • fomentar y mejorar la figura autonómica del arrendamiento con opción de compra a cinco años, como figura específica para promover un tránsito programado del alquiler a la propiedad,
  • proteger de manera prioritaria a los colectivos más desfavorecidos, limitando las rentas máximas de los alquileres y diseñando ayudas de emergencia para familias desahuciadas,
  • reforzar las garantías a los propietarios de viviendas vacías para destinarlas al arrendamiento a precios inferiores a los del mercado.
  • Impulsar la Inspección Técnica de Edificios.
  • Colaborar con las ONG que gestionan programas de vivienda destinados a facilitar el alojamiento de personas en riesgo de exclusión social.