14 de noviembre de 2017

Rehabilitación vivienda_4950Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha visitado hoy el edificio residencial que se ha rehabilitado en Logroño siguiendo criterios de eficiencia energética con el fin de reducir el consumo de energía y aumentar su eficiencia y vida útil.

Este proyecto de rehabilitación, el primero de estas características que obtiene en España la certificación Enerphit, se ha llevado a cabo en un inmueble histórico situado en el corazón de la capital riojanaEste enlace se abrirá en una ventana nueva (calle Santiago, 10, junto a la iglesia de Santiago), con más de 100 años, y que se conoce como Casa Hilaria.

Esta actuación se ha beneficiado de las ayudas a la rehabilitación de edificios, en el marco del Plan Estatal de Vivienda 2013-2016, prorrogado durante este año, con el objetivo de mejorar la accesibilidad, la conservación y la eficiencia energética.

Carlos Cuevas ha animado a la sociedad riojana a "continuar avanzando en la rehabilitación de nuestro patrimonio urbano con el fin de incrementar el bienestar en nuestros hogares, al tiempo que se contribuye al impulso de la economía y el empleo". En la visita ha estado acompañado por el director general de Urbanismo y Vivienda, Carlos Alonso, y el responsable de Ocisa, Rubén Ochoa.

Ahorro en calefacción y agua caliente

La obra ha permitido reducir el consumo de calefacción en más de un 85% y cerca de un 45% en el caso del agua caliente, proporcionado a los residentes un alto grado de comodidad y bienestar y ampliando la vida útil del inmueble, que cuenta con cuatro alturas (baja y tres plantas), además de la bajocubierta.

Se trata de un edificio que disfruta de una protección especial al encontrarse en pleno casco antiguo de la capital riojana. Esta circunstancia condicionaba el proyecto de rehabilitación, que no podía alterar su volumen exterior, su estructura ni su dimensión, al igual que las carpinterías de la fachada.

Ocisa ha sido la empresa encargada de la obra, mientras que Iglú Energy Savings ha elaborado la consultoría energética y la supervisión para que la obra obtuviera la certificación correspondiente.

Para la obtención de la certificación Enerphit (rehabilitación) o Passivehaus (obra nueva) el edificio debe cumplir determinados requisitos relacionados con el aislamiento, la eliminación de puentes térmicos, hermetismo, ventilación y carpintería, entre otras cuestiones.