27 de septiembre de 2016

Plan Estatal ViviendaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha anunciado hoy que La Rioja recibirá 5,3 millones de euros en 2017 para impulsar el alquiler y la rehabilitación de edificios gracias a la prórroga durante un año más del Plan de Vivienda 2013-2016.

Esta medida adoptada por el Gobierno de España en funciones permitirá garantizar las ayudas que reciben cada año miles de riojanos para facilitar el acceso a la vivienda y mejorar el estado de conservación de sus inmuebles.

Carlos Cuevas ha considerado un "acierto" esta decisión del Ministerio de Fomento, que ha comenzado la tramitación para prorrogar durante un año el Plan Estatal de fomento del alquiler de vivienda, la rehabilitación edificatoria y la regeneración y renovación urbanas 2013-2016. "Se trata de un ejercicio de responsabilidad y un compromiso con todos los ciudadanos", ha señalado el consejero, que ha estado acompañado en su intervención por el director general de Urbanismo y Vivienda, Carlos Alonso.

Gracias a esta prórroga, La Rioja recibirá una financiación similar a la recogida en el plan para el ejercicio vigente, que se añadirá a la partida reservada en los presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2017. La colaboración entre el Ministerio de Fomento y el Gobierno de La Rioja permitirá dedicar una inversión de casi 14 millones de euros a la política de vivienda en 2016 y 2017.

"Los riojanos pueden estar tranquilos y satisfechos de un Gobierno que vela por sus intereses y que garantiza unas ayudas, que en muchos casos, resultan imprescindibles para disponer de un hogar y disfrutar de un adecuado nivel de vida y bienestar".

El Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 supuso un cambio sustancial con respecto a los planes anteriores. En vez de apostar por la construcción de viviendas, como hicieron los planes anteriores, se optó por promover el alquiler como vía natural de acceso a la vivienda y fomentar la rehabilitación de edificios.

"Es un plan que permite atender con garantías las necesidades de vivienda de las familias con menos recursos económicos y que se encuentran en una situación de vulnerabilidad. Por otro lado, ha contribuido a la recuperación de la actividad y el empleo en el sector de la construcción con actuaciones encaminadas a mejorar la conservación de los inmuebles, la accesibilidad y la eliminación de barreras arquitectónicas y la eficiencia energética", ha reiterado Cuevas.

En La Rioja, cerca de 1.400 familias se han beneficiado de las ayudas al alquiler en las convocatorias celebradas en 2014 y 2015, con un importe de cerca de 3 millones de euros. Además, 111 edificios con más de 1.300 viviendas, han recibido ayudas para la rehabilitación, con una cuantía de 2,7 millones de euros, que han generado en el mercado una inversión de 8,2 millones de euros y la creación y el mantenimiento de cerca de 400 empleos. La subsidiación de préstamos ha supuesto además el desembolso de 21 millones de euros en los últimos tres años.