4 de abril de 2018

Plan Vivienda 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha subrayado hoy que el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 contará con un presupuesto de 31,9 millones de euros en La Rioja con objeto de promover "una política social, que permita, por un lado, facilitar el acceso a una vivienda digna y adecuada y, por otro, renovar y regenerar nuestras ciudades y pueblos con el objetivo de aumentar la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos".

El nuevo programa mantiene "su orientación social". Sus líneas estratégicas inciden en el alquiler como vía natural para el acceso a la vivienda y en la rehabilitación para mejorar los edificios residenciales en cuestiones relacionadas con la eficiencia energética, la accesibilidad y la conservación en buen estado, al tiempo que se contribuye al impulso de la economía y el empleo. En este acto también ha participado el director de Urbanismo y Vivienda, Carlos Alonso.

Las principales novedades de este plan residen en el "apoyo decidido al medio rural para hacer frente a la despoblación en los municipios más pequeños" y a los jóvenes con el fin de fomentar "su emancipación". Para ello, se han diseñado nuevas líneas de ayuda que proporcionan a los menores de 35 años mayor porcentaje e importe de las ayudas a la rehabilitación y al alquiler, además de una nueva ayuda para la compra de vivienda en municipios de hasta 5.000 habitantes.

Cooperación entre administraciones

El nuevo Plan de Vivienda 2018-2021 en La Rioja está promovido por el Ministerio de Fomento y la Comunidad Autónoma, que deberán firmar un convenio de colaboración, en virtud del cual aportarán un máximo de 24,5 y 7,4 millones de euros, respectivamente, para poner en marcha las diferentes medidas relacionadas con el acceso a la vivienda y la rehabilitación.

Las ayudas al alquiler de vivienda constituyen unas de las líneas estratégicas del plan, con una aportación de hasta el 40% del precio del alquiler (50% en el caso de jóvenes de hasta 35 años y mayores de 65 años), siempre y cuando la renta no exceda de 450 euros al mes y los ingresos de la unidad familiar no superen 3 veces el IPREM (22.559 euros).

Además, se mantiene una ayuda especial para los afectados por la pérdida de su vivienda habitual, a quienes se les abonará hasta el 100% del alquiler de su nuevo alojamiento durante un plazo de tres años para atender esta situación de extrema vulnerabilidad en el caso de que carezcan de recursos económicos suficientes.

El plan contempla ayudas a la rehabilitación de edificios para mejorar su eficiencia energética, conservación y accesibilidad. Estas ayudas cubrirán hasta el 40% de la inversión con carácter general, con un mayor importe en el caso de los propietarios de unifamiliares.

El programa de fomento de la eficiencia energética y sostenibilidad cuenta con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa Operativo FEDER La Rioja 2014-2020.

Jóvenes y medio rural

Los jóvenes son uno de los colectivos prioritarios en este plan, ya que se beneficiarán de mayores porcentajes e importes de las ayudas tanto en los apartados de alquiler como rehabilitación y regeneración urbana, con un 25% adicional en los municipios de hasta 5.000 habitantes.

Estas medidas se incluyen dentro de la estrategia frente el reto demográfico con el fin de luchar contra la despoblación de los núcleos más pequeños. De este modo, los jóvenes también podrán recibir una ayuda de hasta 10.800 euros para la compra de vivienda en los 165 municipios de la comunidad autónoma por debajo de este límite de población.