Con fecha 17 de septiembre de 2011, el Estado publicó en el BOE, el Real Decreto-ley 13/2011, de 16 de septiembre, por el que restablecía la obligación de presentar el Impuesto de Patrimonio, con carácter temporal, para los ejercicios 2011 y 2012.

Durante el ejercicio 2014 se prorrogó la vigencia del Impuesto de Patrimonio mediante la Ley 22/2013, de 22 de diciembre, por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica, y la Ley 48/2015, de 26 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016 ha vuelto a prorrogarlo para el ejercicio 2016.

Las declaraciones del Impuesto sobre el Patrimonio 2016 deberán presentarse de forma obligatoria por vía telemática a través de Internet, puesto que desaparece el programa de ayuda para su confección.

Para presentar la declaración por Internet es necesario disponer de alguno de los siguientes instrumentos de firma electrónica: certificado electrónico, DNI electrónico, Cl@ve PIN o número de referencia (RENØ).

Comienzo de la Campaña el 5 de abril hasta el 30 de junio de 2017, ambos inclusive.

Para ello debe entra en la página web de la AEAT y/o a través de los siguientes banners:

link agencia. Este enlace se abrirá en una ventana nueva banner_patrimonio_2016_es_es. Este enlace se abrirá en una ventana nueva banner_clave_pin_2015. Este enlace se abrirá en una ventana nueva


Concepto

El Impuesto sobre el Patrimonio es un tributo de carácter directo y naturaleza personal que grava el patrimonio neto de las personas físicas, en los términos previstos en la legislación citada.

A los efectos de este Impuesto, constituirá el patrimonio neto de la persona física el conjunto de bienes y derechos de contenido económico, de que sea titular a fecha de devengo (31 de diciembre de cada año), con deducción de las cargas y gravámenes que disminuyan su valor, así como de las deudas y obligaciones personales de las que deba responder.

Así, estarán obligados a presentar declaración en la Comunidad Autónoma de La Rioja, los contribuyentes cuya Base Liquidable (total de bienes y derechos menos deudas) resulte superior a 700.000 euros o cuando, no dándose esta circunstancia, el valor total de sus Bienes y Derechos resulte superior a 2.000.000 de euros.

Se eleva el límite de la exención de la vivienda habitual hasta un importe máximo de 300.000 euros.

La cuota integra de este Impuesto, conjuntamente con la del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, no podrá exceder, para los contribuyentes sujetos por obligación personal, del 60% de la parte general de la base imponible del Impuesto sobre la Renta. En el supuesto de que la suma de ambas cuotas supere el 60%, se reducirá la cuota del Impuesto sobre el Patrimonio hasta un máximo del 80 por ciento.

Sobre la Base Liquidable, resultado de minorar la Base Imponible en el importe del mínimo exento (700.000 euros), se aplicará la siguiente tabla:

tabla

Tabla tributación Impuesto sobre el Patrimonio

Base liquidable

Hasta euros

Cuota

Euros

Resto base liquidable

Hasta euros

Tipo aplicable

Porcentaje

0,00

0,00

167.129,45

0,2

167.129,45

334,26

167.123,43

0,3

334.252,88

835,63

334.246,87

0,5

668.499,75

2.506,86

668.499,76

0,9

1.336.999,51

8.523,36

1.336.999,50

1,3

2.673.999,01

25.904,35

2.673.999,02

1,7

5.347.998,03

71.362,33

5.347.998,03

2,1

10.695.996,06

183.670,29

en adelante

2,5


Novedad:

El artículo 4 de la Ley 6/2015, de 29 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas para 2016 establece:

Con posterioridad a las deducciones y bonificaciones reguladas por la normativa del Estado, se aplicará, sobre la cuota resultante, una bonificación autonómica del 50% de dicha cuota, si esta es positiva.

No se aplicará esta bonificación si la cuota resultante fuese nula.

Normativa básica del Impuesto sobre el Patrimonio