metropolitano

El Transporte Metropolitano fue instaurado por el Gobierno de La Rioja en diciembre de 2010 con la finalidad de dar un servicio de favorecer la movilidad del área metropolitana de Logroño y sus 14 municipios, donde se concentra el 70% de toda la población de La Rioja.

El servicio forma parte de una concesión administrativa que en la actualidad explota la compañía riojana Autobuses Jiménez mediante doce vehículos que recorren cada día más de 4.000 kilómetros.

El Metropolitano, que supone un coste anual de unos 2 millones de euros anuales, se financia mayoritariamente con recursos públicos ya que las tarifas que abonan los usuarios no cubren los costes de explotación de la concesión; así, mientras los ingresos por tarifas ascendieron en 2013 a 881.556 euros, el Gobierno de La Rioja abonó al concesionario la cantidad de 1.064.725 euros en concepto de déficit de explotación de la concesión.

En términos porcentuales, de cada viaje del Metropolitano el usuario paga aproximadamente un 45% del coste y la administracion riojana, el 55% restante.