26 de diciembre de 2017

DPSNUR - areas ordenaciónImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha anunciado hoy el inicio de la tramitación de la Directriz de Protección de Suelo No Urbanizable de La Rioja (DPSNUR) con el objetivo de "disponer de una norma propia del siglo XXI para atender las demandas de los riojanos, los valores del territorio y las actuales necesidades sociales".

Esta nueva norma es uno de los principales objetivos del Gobierno de La Rioja en el ámbito de urbanismo para esta legislatura. "Queremos concitar el mayor consenso posible, fruto del diálogo y la participación, con el objetivo de que esta normativa perdure lo más posible en el tiempo", ha reiterado.

En su comparecencia, junto al director general de Urbanismo y Vivienda, ha informado que la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja (COTUR) ha informado favorablemente sobre documento inicial de la directriz, por lo que comienza su tramitación urbanística y ambiental.

Esta nueva norma pretende establecer las medidas necesarias para asegurar la protección, conservación, catalogación y mejorar de los espacios naturales, el paisaje y el medio físico rural.

En la actualidad, el suelo no urbanizable en La Rioja está regulado por el Plan Especial de Protección del Medio Ambiente de La Rioja (PEPMAN), en vigor desde 1988. La directriz responde a "la necesidad de actualizar la normativa y adaptarla a las necesidades y usos de la sociedad riojana", ha subrayado Cuevas, que ha reiterado la importancia de contar con "la implicación de todos: grupos políticos, ayuntamientos, empresas, o particulares".

La Comunidad Autónoma trabaja con la previsión de que la directriz pueda entrar en vigor antes de que acabe la presente legislatura.

Novedades de la norma

La Directriz de Protección de Suelo No Urbanizable en La Rioja afecta al 56% del territorio de la comunidad autónoma, cuya superficie es de 5.045 km2. La norma establece ocho espacios de ordenación: sierra de interés singular, riberas de interés ecológico o ambiental, áreas de vegetación singular, espacios agrarios de interés (huertas tradicionales y espacios vitivinícolas), parajes geomorfológicos, entorno de los embales, zonas húmedas y protección de cumbres.

Asimismo, incorpora los espacios naturales de La Rioja (Parque Natural Sierra de Cebollera, Reserva Natural de los Sotos de Alfaro, Lagunas de Urbión, Laguna de Hervías y Red Natura 2000) y articula 104 áreas de ordenación dentro de los espacios de ordenación.