hombreImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa Consejería de Salud pondrá en marcha el próximo lunes 23 de octubre la Campaña de Vacunación Antigripal 2017-2018 que se extenderá hasta el 15 de diciembre. Con un total de 65.000 dosis de vacuna adquiridas, el objetivo es reducir la incidencia de la gripe estacional y sus complicaciones en la salud de los riojanos, mediante la vacunación de los grupos de personas de riesgo.

La Consejería de Salud ha editado 60.000 folletos y 1.000 carteles dirigidos a población general, y otros 250 carteles para profesionales sanitarios que se distribuirán en los centros de salud y consultorios de todos los municipios de La Rioja; en las residencias de ancianos, centros de día, hospitales, servicios de prevención de riesgos laborales, centros docentes y farmacias de la comunidad autónoma.
Los riojanos serán vacunados por su enfermera de referencia

Una de las novedades de la campaña de este año es el compromiso de la Consejería de Salud de facilitar que los riojanos obtengan cita con su enfermera de referencia para que sea ella quien les suministre la vacuna.. El objetivo es doble: por un lado, dar una atención personalizada porque cada paciente tiene unas características y un calendario vacunal, y por otro, mejorar el registro de la actividad.

Para facilitar esta iniciativa, se informará al usuario que, en el periodo de tiempo comprendido en campaña antigripal, dispone de los siguientes medios para la obtención de cita en la consulta de su enfermera:

  • telecita 941297729
  • www.riojasalud.es;-App Riojasalud
  • personándose en el propio Centro de Salud.

Características de la gripe y prevención

Los virus gripales muestran una elevada capacidad para cambiar. Cada año, la Organización Mundial de la Salud determina las cepas del virus que están en circulación y la composición de la vacuna que debe administrarse. De ahí la importancia de que la población de riesgo se vacune cada año.

En cuanto a la prevención, cabe destacar que la medida más eficaz es la vacunación, ya que gracias a la vacunación de los grupos de riesgo se pueden evitar un 50-60% de hospitalizaciones y el 80% de los fallecimientos derivados de las complicaciones de la gripe.

En cualquier caso, y dado que se transmite a través de las secreciones respiratorias al hablar, toser y al estornudar, también son eficaces medidas como lavarse las manos con frecuencia; taparse la boca y la nariz con un pañuelo al estornudar o toser y desecharlo inmediatamente después; no compartir vasos, cubiertos, toallas y otros objetos que hayan podido estar en contacto con saliva y secreciones.