La conciliación laboral es un medio de solución de las discrepancias entre trabajadores y empresarios en cuanto a despidos, salarios, sanciones disciplinarias u otros actos. La celebración del acto de conciliación es obligatoria para acceder a la vía judicial y su finalidad es la de intentar un acuerdo satisfactorio entre la empresa y el trabajador antes de presentar la demanda judicial.

Trámites, procedimiento y modelos de demanda de conciliación administrativa: