17 de julio de 1999

Excelentísimo Sr. Presidente del Parlamento de La Rioja,

Señoras y Señores Diputados,

Excelentísimo Sr. Ministro,

Excelentísimos Sres. Presidentes de Comunidades Autónomas, de Navarra y Madrid,

Excelentísimas e Ilustrísimas autoridades,

Riojanas, Riojanos, Señoras y Señores :

La promesa que acabo de formular nace del profundo sentimiento de respeto y lealtad a la Corona y a Su Majestad El Rey. Significa, reafirmar desde la convicción, la lealtad a la Nación, la lealtad a la Constitución, como norma fundamental del Estado, y la lealtad al Estatuto de Autonomía de La Rioja, que entre todos hemos reformado sólidamente en la pasada Legislatura, que es "expresión de nuestra identidad histórica" y norma fundamental en "el ejercicio de nuestro derecho al autogobierno".

Este acto en su relevancia y solemnidad, no sólo emocional sino jurídica, cierra un proceso decisorio protagonizado por los ciudadanos de La Rioja el pasado 13 de Junio, en las urnas:

- Su decisión democrática sobre lo que son y quieren ser los riojanos legitima hoy el orgullo de acceder, por segunda vez, a representar a nuestra Comunidad Autónoma y al Estado dentro de ella.

- Una decisión de Acontinuidad@ que nace de la sensibilidad creadora e intransferible de nuestro pueblo y que los riojanos eligieron entre otras alternativas.

- Una continuidad con una "nueva sensibilidad" que suscita nuevas aspiraciones -que lo son también estatutarias- para "hacer realidad los principios de libertad, igualdad y justicia para todos los riojanos, en el marco de igualdad y solidaridad con las demás nacionalidades y regiones de España".

- Una "nueva sensibilidad" que requiere, en la acción de Gobierno, una nueva arquitectura ante la definición de nuevos objetivos.

Este acto, en lo personal, hace brotar de mi corazón un sentimiento de gratitud. Un sentimiento que me lleva, por tanto y en primer lugar, a expresar mi agradecimiento a todos por su participación en el proceso democrático y, especialmente, a los riojanos que depositaron su confianza en nuestro proyecto. Una gratitud hacia el pueblo de La Rioja que ha revalidado su apoyo mayoritario al Proyecto de Región, como Proyecto Común, que expuse el pasado día 8, a los legítimos representantes del pueblo riojano, de quienes recibí su confianza. A ellos, también les expreso hoy mi gratitud y reafirmo la voluntad de diálogo y consenso en el desarrollo de aquellos aspectos que nos conectan con el futuro de nuestra Comunidad.

Un futuro que se proyecta, en esta V Legislatura que cierra un siglo y abre un nuevo Milenio, con un Programa de Gobierno que quiere consolidar lo hasta ahora conseguido y afrontar los nuevos aconteceres de nuestra Historia. Unos aconteceres que sólo pueden nacer y desarrollarse en conexión con la "conciencia colectiva" que presupone la "identidad comunitaria" y que lleva implícita la conjugación del "orgullo de ser" con el "orgullo de sentirse" riojano. Una "conciencia colectiva" que establece, y así lo solicito, un nuevo esfuerzo colectivo en un marco de confianza recíproca.

Ha sido el esfuerzo colectivo, el de todas las riojanas y riojanos, el que ha permitido reforzar el bienestar general. Ha sido el Diálogo Social el instrumento esencial que ha permitido proyectar y avanzar en las reformas necesarias y generar un clima social de confianza para crear empleo. Ha sido la reivindicación, alentada desde ese Diálogo Social, la que ha propiciado, en "clave europea", un reconocimiento explícito de nuestra situación de desventaja, como pórtico a la solución definitiva.

Hoy, desde esta tribuna, agradezco este esfuerzo colectivo sin el cual no hubiese sido posible desarrollar mecanismos de igualdad y prosperidad económica, ni aumentar el tejido asociativo en nuestra Comunidad, ni reforzar la estructura del capital social de nuestra Autonomía.

Gratitud, también, a todos ustedes que han querido acompañarme y compartir un momento tan significativo en la vida política de nuestra Comunidad.

Esta suma de agradecimientos no puede sustituir, en este día y en este Acto, el merecido reconocimiento a sus verdaderos protagonistas. Yo no soy el protagonista.

En este marco -que alumbrara la lengua facilitadora del diálogo, el consenso autonomista, la vocación humanista y universal- son Ustedes, personas a título individual o como representantes de colectivos, organizaciones e Instituciones, son todas las riojanas y los riojanos, en ustedes representados, quienes tienen el protagonismo de este acto. Un protagonismo que defiendo hoy y todos los días para que pueda ayudar a apoyar y desde mi responsabilidad, Afacilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica y cultural.

Al agradecer su presencia al Excmo. Sr. Ministro de Administraciones Públicas y en su persona, al Presidente del Gobierno de la Nación, cuya representación ostenta, quiero destacar el dinamismo que ha experimentado en los últimos años el proceso de nuestro Estado Autonómico. Un proceso de modulación en el pluralismo unitario de igualdad que es España y que nuestra Constitución reconoce.

Desde el diálogo y la leal colaboración, desde la firmeza que algunos llaman reivindicación, y desde la generosidad, comprometo mis relaciones con la Administración del Estado para que, en la solidaridad e igualdad con las demás nacionalidades y regiones de España, lleguemos a promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integran sean reales y efectivas.

Unas relaciones que deben posibilitar la asunción de competencias que quedan pendientes en el proceso transferencial y el fortalecimiento de nuestros Ayuntamientos para que, desde la proximidad, nos permitan una más eficaz y eficiente utilización de los recursos públicos e impulsar aquellas acciones que tiendan a mejorar las condiciones de vida y trabajo y a incrementar la ocupación y el crecimiento económico.

Unas relaciones que permitan, en las reconocidas singularidades del Estado Autonómico, remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y, por ello me comprometo, desde la Presidencia de la Comunidad Autónoma de La Rioja, a abrir nuevos cauces de diálogo y colaboración con todas las Comunidades Autónomas, y en especial, con las CC.AA. vecinas.

Llegado a este punto, deseo manifestar mi agradecimiento al Excmo. Sr. Presidente del Gobierno Foral de Navarra, D. Miguel Sanz, y al Excmo. Sr. Presidente de la Comunidad de Madrid, D. Alberto Ruiz Gallardón, que han querido acompañarme y con su presencia dejar patente que aquello que nos hace diferentes como Comunidades Autónomas, también nos une y enriquece gracias al modelo constitucional. Un agradecimiento que, en lo personal, lleva implícita la satisfacción de compartir inquietudes de progreso y desarrollo en un proyecto que sitúa a la persona en el centro de la vida política y social que lo es, y lo será, en nuestra acción de Gobierno.

Decía Octavio Paz: "Los actos míos son más míos, si son de todos". Con esta reflexión del Premio Cervantes quiero implicarles a todos ustedes y a todos los riojanos en esta nueva etapa de ilusión y serio compromiso con nuestra Comunidad. Un compromiso que puede sintetizarse en las palabras que pronuncié en el Parlamento de La Rioja cuando manifesté:

Los riojanos comenzamos una nueva etapa en nuestra Historia, definida por nuestra pertenencia a un mundo interrelacionado, en el que La Rioja debe ejercer un nuevo papel: el de una región desarrollada, miembro y actor del proceso de integración europea.

La Rioja abre las puertas al siglo XXI. Puertas de ilusión y de esperanza. Puertas que nos comprometen con la Cultura, que nos conectan con la Innovación, la Investigación y el Desarrollo. Puertas que abren interrogantes para que demos respuesta a la sociedad de la información en el siglo del conocimiento. Puertas que abren amplios espacios medioambientales y vías de comunicación e infraestructuras, que nos obligan, en la igualdad de oportunidades, en el progreso y en la competitividad de nuestra región y de nuestras empresas, a seguir creando empleo y a facilitar la adaptabilidad como garantía de la estabilidad del empleo y de su calidad. Puertas que se abren al Turismo y al mundo para hacer notar su presencia y hacer valer su peso cultural.

Como ya les dije entonces, tengan la seguridad de que ninguna aspiración legítima va a quedar sin cumplir, ni ninguna iniciativa de progreso sin asumir, provenga de quien provenga. Que mi compromiso encierra el trabajo por y para todos los riojanos.

Excmas. e Ilustrísimas autoridades,

Sras. y Sres.:

Esta es La Rioja por la que quiero trabajar para servir al pueblo riojano, durante los próximos cuatro años, como primera y fundamental obligación de la responsabilidad que hoy he asumido.

Este propósito, que como todos los grandes compromisos nace del alma, con la mirada firme puesta en el futuro, el corazón en mi tierra y en sus gentes, y la memoria en su gran historia, es el que me anima a decir:

(VIVA LA RIOJA!.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso - Presidente del Gobierno de La Rioja