6 de abril de 2005

Excmo. Sr. Consejero de Salud, D. Pedro Soto,

Gerente del Complejo Hospitalario San Millán-San Pedro, Dr. Jesús Álvarez,

Director Médico del Complejo Hospitalario, Dr. Julián Preciado,

Jefe de la Unidad de Cirugía Torácica, Dr. Manuel Mariñán,

Señoras y Señores:

Más servicios, más ágiles y de mayor calidad. Es el compromiso que se ha marcado desde el primer momento el Servicio Riojano de Salud para modernizar nuestra sanidad, para avanzar hacia la excelencia y para convertirnos en una referencia a nivel nacional.

Y todo ello con el objeto de convertir al paciente en el centro prioritario, dispensándole la mejor atención y logrando que ésta sea de su plena satisfacción.

Hoy damos un paso más, un paso determinante, en este afán de superación con la incorporación a nuestro sistema sanitario del Servicio de Cirugía Torácica.

La presencia hoy aquí, entre nosotros, de especialistas de la categoría de Javier Ortega Morales y de Wenceslao Torres viene a avalar la importancia de este servicio, por lo que deseo expresarles mi agradecimiento y gratitud.

Una importancia que es aún mayor si tenemos en cuenta que en los 30 años previos a la asunción de competencias por parte de nuestra Comunidad Autónoma no se había creado ningún nuevo servicio quirúrgico en nuestra región.

Esta situación ha sufrido un vuelco determinante. En enero de 2002, se creaba el servicio de Angiología y Cirugía Vascular. Y hoy asistimos a la presentación del servicio de Cirugía Torácica.

Nuestra intención, como he indicado al principio, es avanzar hacia la excelencia, y nuestro propósito, que los pacientes riojanos, y con ellos sus familiares, no tengan que desplazarse a otras Comunidades Autónomas para ser intervenidos, evitándoles los trastornos y las incomodidades que ello ocasiona.

La Rioja se precia de ser pionera en la atención oncológica. Desde hoy, se ve reforzada nuestra posición de liderazgo, un motivo sin duda para enorgullecernos y que debe estimularnos para continuar ampliando nuestra cartera de servicios.

La razón por la que se ha creado este servicio hay que buscarla en la demanda existente y en las solicitudes realizadas en este sentido.

El año pasado, más de cien riojanos fueron intervenidos en el Servicio de Cirugía Torácica del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, de Santander; y otra cantidad menor fue derivada a centros de Comunidades vecinas.

Desde hoy, esa situación se ha acabado. El Servicio de Cirugía Torácica del Complejo Hospitalario San Millán-San Pedro se hará cargo desde hoy de atender a estos pacientes, unos 200 al año, aproximadamente, según los cálculos estimativos, evitándoles también los desplazamientos para sucesivas revisiones.

Y atenderlos, además, en las mejores condiciones posibles. Tres apuntes sólo para respaldar esta afirmación: en primer lugar, el instrumental de alta calidad con el que ha sido dotado el quirófano, la extraordinaria cualificación de los cirujanos y la formación específica que ha recibido el personal de enfermería de planta; en segundo, que la lista de espera para consultas será de cero días; y en tercero, que las intervenciones quirúrgicas se realizarán en un espacio de tiempo inferior a 15 días.

Excuso decir que, en estos casos, el tiempo juega en contra del paciente, por lo que éste se va a apurar al máximo.

Con esta satisfacción, damos hoy la bienvenida a este servicio. Un servicio que está preparado para atender en las mejores condiciones, tanto médicas como asistenciales, a los pacientes riojanos, pero que nace con la vocación de mejorar. Mejorar para adaptarse a las nuevas demandas que vayan surgiendo a fin de que siga siendo una referencia a nivel nacional. Así, está previsto que el equipo médico pueda verse incrementado a medio plazo con un tercer cirujano; y que se amplíe también, si las necesidades así lo aconsejan, la actividad quirúrgica, que inicialmente será de un día a la semana, de modo que ningún diagnóstico de cáncer de pulmón o de metástasis de otras tumoraciones en pulmón permanezca más de 15 días sin operar.

El tiempo, en cualquier caso, nos irá marcando el camino. Un camino que se inicia hoy y que me invita a desear la mejor de las suertes a quien asume las riendas de este servicio: al doctor Manuel Mariñán. A él y al personal que va a trabajar junto a él, les expreso mi confianza y mi más absoluto respaldo.

Muchas gracias.

* Este texto puede ser variado, ampliado u omitido en parte por el orador durante su intervención.

Pedro Sanz Alonso - PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LA RIOJA