15 de febrero de 2008

Representantes de Diario La Rioja,

Excmo. Sr. Consejero de Presidencia, D. Emilio del Río, Señoras y Señores, Queridos Amigos:

Mis primeras palabras tienen que ser de agradecimiento y de sincera felicitación a Diario La Rioja por este extraordinario anuario que ahora presentamos. Un anuario que es un acta fiel de lo que los riojanos fuimos capaces de hacer durante 2007, desde la voluntad y desde nuestra reconocida ambición sin límites, para colocar a La Rioja donde hoy se encuentra: convertida en una de las Comunidades más prósperas no sólo de España, sino situada a la misma altura que las regiones más desarrolladas, social y económicamente, del espacio comunitario.

Repasando las noticias que en él aparecen, tendremos oportunidad refrescar hechos concretos, unos positivos, otros profundamente negativos (como el intento de atentado de ETA en Logroño, por fortuna fallido) pero tendremos también ocasión de llegar al convencimiento de que 2007 fue el año de nuestra definitiva consolidación como un proyecto de futuro con unas características bien definidas.

Así, fue durante el año pasado cuando celebramos el 25 aniversario de nuestro Estatuto de Autonomía y el décimo del reconocimiento de los monasterios de San Millán de la Cogolla como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO, dos de nuestras principales señas de identidad sobre las que cimentaremos nuestro futuro.

Fue también durante 2007 cuando pusimos de manifiesto que, en el ejercicio de nuestras competencias, y en igualdad de condiciones, los riojanos somos capaces de llegar más lejos que los demás. De tal forma que nos hemos convertido en una referencia nacional en materia asistencial, con la apertura del nuevo Hospital San Pedro, dotado con las más vanguardistas tecnologías, así como también somos un referente en lo que respecta a la atención a los que más necesitan de nosotros, con la creación de un Sistema de Dependencia propio con mayores prestaciones que cualquiera de nuestro entorno. De otro lado, a finales de año, el prestigioso informe Pisa venía a reconocer que nuestros estudiantes, la semilla de nuestro porvenir, son los mejor cualificados de España y de Europa.

2007 también pasará a la historia de nuestra Comunidad por la defensa sin tregua ni descanso de nuestros intereses, combatiendo los furiosos ataques al vino y el intento de resucitar las vacaciones fiscales.

También son de resaltar los decisivos pasos dados para convertir a La Rioja en un espacio, en el plano económico, de estabilidad, de optimismo y de competitividad. Las inversiones en I+D+i, los extraordinarios datos de nuestras exportaciones, la constante generación de empleo y la reducción de impuestos nos colocan como una de las Comunidades más capacitadas para hacer frente a la desaceleración que se está produciendo en la economía.

Todo ello no es fruto del azar, sino resultado del empeño, del esfuerzo y de la voluntad de los riojanos por dirigir sus energías hacia la conquista de lo que son nuestros objetivos prioritarios. Y resultado también del papel dinamizador de esas energías por parte del Gobierno de La Rioja, motivo que explica que, una vez más, recibiéramos, en el pasado mes de mayo, el respaldo mayoritario de los riojanos en las urnas.

¿Se podía haber hecho más? Por su puesto. Pero para eso habríamos necesitado el apoyo, la colaboración y la cooperación del Gobierno Central, algo que no hemos hallado ni en 2007 ni en el conjunto de la legislatura que ahora, para nuestra tranquilidad, toca a su fin.

Dentro de unos días estamos convocados a las urnas. Repasando lo que hemos sido capaces de hacer en 2007 y lo que ha quedado pendiente (repasando este anuario, en suma) los riojanos debemos decidir si queremos que nos gobierne quien nos ignora o, por el contrario, quien estará atento a nuestras demandas y a las deudas pendientes con La Rioja, para satisfacerlas.

Mi deseo sería que, así como 2007 fue el año en el que el PP de La Rioja vio revalidada su mayoría absoluta, 2008 sea el año del triunfo de Mariano Rajoy. No me cabe la menor duda de que si eso ocurre, el próximo anuario de Diario La Rioja será mucho más voluminoso. Y estará repleto de más, de muchas más, noticias positivas para los riojanos.

Muchas gracias.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja