24 de diciembre de 2014

Queridos riojanos y riojanas

En estas fechas tan familiares, tan entrañables cuando nos reunimos alrededor de una mesa con nuestros seres queridos, cuando recordamos a aquellos que no están con nosotros, quiero expresaros mis mejores deseos de felicidad para estos momentos y para el próximo año que está a punto de comenzar.

Y he querido hacerlo desde Arnedo desde este lugar y desde esta ciudad que va a ser protagonista con la celebración de La Rioja Tierra Abierta, un referente para nuestra región, para nuestra tierra, para nuestra Rioja, que puede mirar al pasado y sentirse satisfecha y que tiene capacidad para afrontar con optimismo, confianza e ilusión el futuro.

Del futuro quiero hablaros. Creedme si os digo que hay razones para la esperanza. La economía española ha pasado de la recesión al crecimiento, y esos vientos de mejora nos benefician. La Rioja está saliendo de la crisis. Tened por seguro que 2015 será mejor que el año que termina, y nos permitirá avanzar por el camino de la recuperación, la creación de empleo y el bienestar.

Creo sinceramente que ese es el camino que ya hemos empezado a recorrer. El esfuerzo y el trabajo constante de los riojanos; el aliento de la comunidad riojana en el exterior; el liderazgo y la buena gestión del Gobierno de La Rioja, y la responsabilidad y el firme compromiso con nuestra tierra del Gobierno central de Mariano Rajoy, han comenzado a dar sus frutos.

Todos los indicadores nos dicen que La Rioja es una de las regiones que mejor ha soportado la crisis. Y, según todas las previsiones, será una de las que más crezca. Además, nuestra educación, sanidad y servicios sociales se valoran fuera de aquí y se miran como un ejemplo. Eso es como para sentirnos orgullosos de ello.

La Rioja tiene menos paro, deuda y déficit. Transmite fortaleza, solvencia y credibilidad. La Rioja inspira confianza. Y todo esto no es fruto del azar, sino del trabajo de todos los riojanos, por lo que quiero daros las gracias de corazón por el esfuerzo y sacrificio realizados en estos últimos años.

Juntos hemos construido una buena imagen de nuestra región e iniciado la senda del crecimiento y juntos tenemos que continuar avanzando, defendiendo con ahínco los intereses de La Rioja y sin dejar a nadie atrás, arropando a las personas y familias con mayores dificultades.

España y La Rioja van mejor, pero no podemos olvidarnos de que hay riojanos que no tienen trabajo y lo están pasando mal, ni de los hogares con dificultades. De ahí que nuestra prioridad sea crear empleo, ganar competitividad, potenciar el crecimiento e impulsar el bienestar colectivo. Los riojanos debemos mantener alto el listón de la solidaridad, más aún en estas fiestas de Navidad.

Los riojanos no podemos ser insensibles a las desigualdades, injusticias y discriminaciones. En España todos somos iguales, y los principios y valores de nuestra Constitución siguen vigentes hoy: unidad, entendimiento, concordia, respeto y estabilidad. La estabilidad es un valor en sí mismo, pues genera confianza, seguridad y certidumbre en el futuro.

Un futuro en el que queremos seguir siendo un referente en lo económico y lo social. Para ello, vamos a devolver a los riojanos su aportación a la mejora económica bajando los impuestos y reforzando La Rioja como la comunidad con menor presión fiscal. Además, hemos de seguir aplicando todas las políticas que están dando resultado, para avanzar y no retroceder.

La Rioja tiene futuro y ese futuro hay que hacerlo desde la unidad y el esfuerzo. Sé que puedo contar con vosotros en la tarea que tenemos por delante. Por ello, en estas fechas, quiero trasladaros mis mejores deseos de felicidad, paz y prosperidad, con la seguridad de que el orgullo por nuestro pasado y el trabajo del presente nos darán unión, fuerza y confianza a los riojanos para ganar el futuro.

Feliz Navidad y próspero Año Nuevo 2015.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja