23 de diciembre de 2008

Queridas riojanas y riojanos. Queridas amigas, queridos amigos:

Os agradezco que un año más me abráis las puertas de vuestras casas para tener la oportunidad de desearos lo mejor en estas fechas navideñas, a vosotros y a vuestros familiares.

Quiero dirigirme igualmente a los emigrantes, a esos riojanos que, lejos de su tierra, también celebran la Navidad y a los que manifestamos y expresamos que su alegría es nuestra alegría.

No quiero olvidarme, con mucho cariño, de los cooperantes, de los misioneros, de aquéllos que en la lejanía están trabajando por los que más nos necesitan, con una solidaridad que ofrece una imagen positiva de La Rioja en estas fechas navideñas.

Os saludo desde esta querida ciudad riojana de Santo Domingo de la Calzada, que en 2009 acogerá el Año Jubilar y La Rioja Tierra Abierta, dos acontecimientos que van a ser un atractivo para muchos ciudadanos del mundo, que se van a transformar en peregrinos, que van a visitar Santo Domingo de la Calzada de camino a Santiago de Compostela. Y que van a consolidar la importancia de La Rioja en la Ruta Jacobea, la referencia de Santo Domingo de la Calzada como la Compostela riojana. Creo que son dos acontecimientos que, sin duda, nos van a hacer sentirnos mucho más orgullosos.

Queridas riojanas y riojanos:

Estamos en Navidad, en unas fechas propicias para buscar el acercamiento, el encuentro. Para buscar en el calor del hogar a los familiares. Para buscar la unidad alrededor de la familia, alrededor de nuestra casa, de nuestro pueblo y de nuestra región.

Una unidad que a mí me gustaría que fuese duradera, una unidad cuya fortaleza se trasladase a todo el año 2009, pues necesitamos de ella para desarrollar nuestra región.

Una unidad de la que tiene que nacer la confianza en nosotros mismos. La confianza en nuestra capacidad para trabajar por La Rioja. Esa confianza que necesitamos para que el desarrollo económico y social de nuestra región no se detenga.

Los riojanos hemos hecho siempre de la unidad un valor y un elemento para nuestro progreso y para la consecución de objetivos.

Hace 30 años, en Nájera, celebrábamos el Primer Día de La Rioja. Ese día, en voz alta, proclamamos que queríamos ser y existir como Comunidad. Lo conseguimos, y juntos hemos trabajado hasta ahora.

Desde la unidad, hemos vivido momentos alegres y otros difíciles. Quisiera recordar el atentado de marzo en Calahorra. Quisiera recordar de forma solidaria lo que esa acción terrorista supuso para muchas personas, los daños materiales y personales que sufrió la ciudad de Calahorra. Y con ella, La Rioja y España.

Pero hay que decir también que juntos, desde la unidad, fuimos capaces de ayudar a los calagurritanos, estando a su lado para resolver sus problemas.

Unidad. Ése es el mensaje positivo que traslado a las fuerzas políticas: que, colocando la unidad por encima de otros intereses, conseguiremos derrotar a la banda terrorista ETA. Es un mensaje que a mí me gusta repetir. Quiero felicitar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por las últimas detenciones. Y expresar el mejor deseo para el año 2009: que acabe el terrorismo y que acabe ETA.

Juntos y unidos. Son las palabras claves que nos tienen que acompañar durante todo el año 2009. Un año difícil en el que tenemos que trabajar de forma coordinada porque así nos lo piden los empresarios y trabajadores; porque así nos lo piden los ciudadanos en su conjunto. Las riojanas y riojanos. Que quieren que creemos riqueza y que generemos empleo. Que quieren que mejoremos los servicios sanitarios y sociales, así como nuestra educación como elemento de desarrollo futuro de la sociedad riojana. Ése es el trabajo fundamental que tenemos por delante.

Los riojanos no nos asustamos. Somos conscientes de que nuestra capacidad, nuestro nivel de autoestima, nos van a servir para ganar el futuro.

No confiamos todo a la suerte. Somos inconformistas y no somos pacientes. Sabemos que es necesario tomar decisiones para hacer posible que la crisis afecte lo menos posible a esta región.

El Gobierno ha adoptado medidas porque las cosas no surgen por casualidad. Hemos bajado los impuestos, hemos apostado por políticas de ayuda a la pequeña y mediana empresa y a los autónomos. Por políticas de formación de los trabajadores y por otras que tienen por objeto incentivar el autoempleo. Apostamos por la investigación, el desarrollo, la innovación y la internacionalización como valores fundamentales en el desarrollo de nuestra región.

Sin duda, con esta serie de iniciativas y con el trabajo conjunto, ganaremos el futuro de La Rioja en el año 2009. Éste es el mensaje me gustaría trasladar a todos vosotros. Quiero deciros que el Gobierno no va a escatimar esfuerzos y que va a tratar de seguir transmitiendo optimismo, confianza, esperanza e ilusión para que 2009 sea un año mucho mejor de lo que nos han anunciado.

Queridas riojanas y queridos riojanos:

El año 2009 será el año de Santo Domingo de la Calzada, pero será el año también de La Rioja.

Estoy seguro de que, desde la ilusión, la confianza, la seguridad, el trabajo colectivo y el orgullo de ser riojanos ganaremos el futuro para La Rioja. Y también desde la colaboración con el Gobierno de España, una colaboración que reclamaremos para la consecución de nuestros objetivos.

Con la esperanza puesta en todos nosotros, os deseo una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo.

Pedro Sanz Alonso, Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja